¿Y QUÉ TIENE?

Con la espada desenvainada arribó Lupillo Rivera para cumplir con su compromiso en la Feria de Verano. A pesar que en días anteriores pidió a través de sus redes sociales a sus seguidores que compraran boletos para su presentación, la respuesta no fue buena.

«Parece que la preventa va calmadona, están bien preocupados todos, necesitamos que empiecen a comprar los boletos para que no empiecen a preocuparse… ¿no debí haber dicho eso verdad?… no debí haber dicho eso… sí, es que uno tiene que hablar con la verdad, cuando le va bien al artista le va bien, y cuando le va mal, le va mal», compartió en redes Lupillo.

Por su parte el patronato de la Feria hizo lo propio con diferentes dinámicas como la compra de huaraches por un descuento, y tampoco se obtuvo la respuesta esperada a las 21:00 horas a penas y se llegaba a los mil asistentes.

 

Previo al concierto la banda Vientos de Guadalajara, banda oficial del cantante salió al escenario para calentar los motores y animar al público.

LLEGA COMO REY

Después de un video a las 21:25 horas, salió de detrás del  escenario el cantante vestido en traje azul con su tequila en la mano, para iniciar con el tema “Caminos de Guanajuato”, sorprendiendo a propios y extraños pues no se sabía la letra, pese a todo Lupillo repitió varias veces “Bonito León”.

Durante los primeros minutos trató de no voltear al público, solo interactuaba con su banda y mariachi.

“Vámonos“, expresó rápidamente para seguir con otra canción de José Alfredo Jiménez “El rey”, poco a poco se fue soltando y dejando atrás los nervios, “Esta va con dedicatoria chiquita”, exclamó mientras le tomaba a su tequila.

Ya entrado en calor salió el verdadero “Toro del corrido”, con su propia versión: “Una morra en el camino me enseñó que mi destino era pistiar y pistiar; también me dijo un noticiero que no hay que llegar primero pero hay que saber llegar”, lo que hizo que se rompiera el hielo, y comenzara la fiesta de Lupillo, pocos o muchos  fue lo de menos, los divirtió con sus ocurrencias.

ABRE EL RUEDO

El mariachi quedó a un lado para darle paso a la tambora con “El barzón”, agradeció a su banda por estar juntos en los escenarios después de mucho tiempo de no verlos: “Y mi León, Guanajuato un año y medio que no vengo”.

Continuó con otra joya musical cantada muy a su estilo “Acá entre nos”, el hermano de la fallecida Jenni Rivera, se dedicó a interactuar con su público.

“Esta me llega, me llega, me llega, la neta  es la canción favorita de mi hijo Rey, siempre me dice papi cuando bajas el micrófono y cantas, es lo mejor”.

Ya poco importó cuanta gente reunió ya con tequila y cervezas en las mesas, más las ocurrencias del cantante, la noche estaba puesta puso a bailar al público al ritmo de “Mi gusto es”.

TRAGOS PARA TODOS

El “Toro del corrido”, también buscó bromear con la prensa que lo cubrió, primero dijo que estaba listo para dar la nota, luego les preguntó “¿Qué van a decir mañana de mí, mejor les invitó unos tragos”, sacó su tequila para compartirlo con reporteros, fotógrafos y camarógrafos.

Temas como “A poco sí”, “Baraja de oro”, “El pávido navido”, le dieron vida al concierto que fue presenciado por aproximadamente 1500 personas,  a las que invitó a brindar con él, al tiempo que les relataba algunas anécdotas que ha vivido con sus mujeres sin mencionar nombres.

Entre bromas y música, el también conocido como “El rey de los borrachos”, convirtió la velaria en una gran fiesta, en la que el baile y el buen ambiente imperó, lo que hizo que los asistentes se volcaran en piropos para él.

“Siempre, siempre”, “Eslabón por eslabón”, “Lo raro sería”, “Amores fingidos” y “Son tus perjúmenes mujer” formaron parte del repertorio del cantante, quien se mostró alegre en el escenario, aunque también algo sorprendido por la poca respuesta a sus presentación.

SIEMPRE RIVERA

Con la pieza “Cómo olvidar”, Lupillo recordó a su querida hermana Jenni, mando saludos hasta el cielo a su carnala.

Para cerrar el mariachi se hizo presente para entonar “La diferencia”, pieza que marcó el final de la actuación de Lupillo Rivera, quien antes de abandonar el escenario dijo: “Gracias por acompañarnos en esta noche, en este bonito lugar y felicitó al patronato”.

Reconoció también a los medios de comunicación su presencia y dijo  que con gusto iba leer sus notas para ver que  iban a decir de él, que eran parte fundamental de sus 20 años de carrera.

 

ESCRIBE UN COMENTARIO