La Orquesta Sinfónica Juvenil “Silvestre Revueltas” y el Mariachi del Conservatorio de Celaya presentaron en la Alhóndiga de Granaditas, el programa “Mariachi Sinfónico”, donde un vibrante dialogo musical logró resaltar la belleza de nuestras tradiciones.

Ambas agrupaciones musicales lograron construir un diálogo musical bajo la dirección de Jesús Almanza, además del invaluable acompañamiento de las sopranos Romina Rayón y Maribel Salazar junto a la presencia de los tenores Jesús Palato y José Luis Ordoñez y el actor Mario Carballido.

La explanada del histórico edificio y sus asistentes fueron testigos de una fusión entre la tradición de fiesta que caracteriza la música del mariachi y la clásica elegancia de una orquesta sinfónica.

Los arreglos para esta presentación que fue aplaudida por los miles de los asistentes estuvieron a cargo de Guillermo Diego, quien con brillantez preparó algo que fue más allá de un simple acompañamiento y se convirtió en algo digno del recuerdo en la edición 49 del Festival Internacional Cervantino (FIC).

Los asistentes a este evento fueron testigos de ejecuciones magistrales de ambos estilos musicales en temas tradicionales como: el jarabe tapatío, cielito lindo, México lindo y querido, Guadalajara, caminos de Guanajuato, tierra de mis amores, entre otros.

Las dos agrupaciones cuentan con una trayectoria digna de reconocerse y resaltarse al llevar su obra a diversas ciudades del país, el estado y el extranjero, lo que les ha otorgado un lugar especial en el escenario nacional.

Con 80 integrantes, la Orquesta Sinfónica Juvenil “Silvestre Revueltas”, en su mayoría jóvenes aún menores de edad, ha logrado grandes presentaciones y audiencias en otros países como Guatemala.

La presentación inició de manera puntual y quienes acudieron fueron testigos de una calidad musical que ha logrado enaltecer esta labor, en la cual los jóvenes tienen un lugar preponderante.

En las calles cercanas, los acordes musicales y las voces de quienes dieron forma a la presentación se escuchaban claramente y eran coreadas por las personas, que por esos momentos pasaban por las calles cercanas a la Alhóndiga de Granaditas.

ESCRIBE UN COMENTARIO