Aficionados y futbolistas lanzaron un mensaje de paz en el Nou Camp, pues previo al partido los jugadores le hicieron pasillo a un grupo de aficionados y al minuto 62 se juntaron y se abrazaron en el centro del campo y, la gente, vivió un ambiente de paz en las gradas.

Recordar que hace una semana se suscitaron los hechos violentos en Querétaro y por ello, a partir de esta jornada las barras del equipo visitante no tienen acceso en los estadios del futbol mexicano.

En el estadio León, que reunió a poco más de 17 mil aficionados, tampoco se permitió el acceso a las porras locales, porque al parecer, se está en proceso de dar credenciales para evitar situaciones como la que se vivió en la Corregidora.

Sin embargo, en las tribunas se pudieron apreciar aficionados de uno y otro equipo, vestidos de amarillo y de verde, entre los que se encontraban parejas, familias, adultos mayores, niños, todos disfrutando del futbol que debe unir a las familias y a las sociedades.

Al final, no hubo nada que lamentar, solo el resultado adverso de La Fiera que hilvanó dos goleadas por 3-0 en los últimos dos partidos, lo que provocó el enojo de la gente que pidió a gritos el cese de Ariel Holan y que despidieran entre abucheos a su equipo.

ESCRIBE UN COMENTARIO