Tras el empate sin goles en su visita al Toluca, el estratega argentino, Ariel Holan, declaró su equipo mereció haber ganado el partido, al tiempo que `tronó´ contra las decisiones que están tomando los árbitros tras revisar el VAR.

Holan consideró que el León hizo un buen partido en términos generales, pero insistió que “si tendría que haber habido un ganado, claramente tendría que haber sido León”.

En el balance general, destacó, para el León fue muy bueno, “hay que seguir trabajando, tenemos que seguir creciendo, pues generamos más que el rival y hay que tener la puntería más afinada en la definición”.

Sobre el arbitraje, resaltó: “Yo nunca hablo de los árbitros, pero este penal (que se echó para atrás) se suma al gol anulado en Puebla, el gol anulado de Gigliotti sobre San Luis, es una acumulación de partidos grande”.

“Creo que de esto también hay que hablar porque son 5ó 6 fallos seguidos que no tiene explicación y como dije siempre el VAR es una herramienta y en Latinoamérica termina siendo injusticia. Una jugada muy clara podría haber cambiado el destino del partido”.

Insistió que el primer objetivo del equipo es entrar a la liguilla y el segundo es hacerlo entre los cuatro primeros, “ahora el equipo jugó bien, hubo detalles que nos imposibilitan llevarnos los tres puntos, pero ganando, empatando o perdiendo la responsabilidad de mejorar es responsabilidad mía”.

Por último, reconoció que se va con una sensación rara, con sabor amargo, “el equipo mereció ganar y te queda ese sabor amargo, ahora todos los partidos de la liga mexicana encierran una dificultad diferente”.

ESCRIBE UN COMENTARIO