Fuentes oficiales de la Secretaría de Salud de la República han reportado que existe un nuevo brote de coronavirus y ellos le llaman que es una nueva cepa, fruto de la mutación del virus COVID-19 del que tenemos conocimiento y que tanto nos ha dañado en todo el mundo. Pues bien, ya se han certificado casos y la aparición de esta nueva variante confirma la llamada tercera ola de COVID-19 en el país. Podemos informarles que tiene la característica de ser más contagiosa y ser de alta peligrosidad y no se tiene desafortunadamente la certeza de que las vacunas que se han aplicado puedan proteger a las personas que se contagien con este virus; sin embargo, la población sigue con la incertidumbre de la duración de la vacuna que ya se nos aplicó en dos ocasiones, pues se está comprobado que hay personas que recibieron las dos dosis y han sido contagiadas de nuevo.

Al menos aquí en México no tenemos bajo ningún concepto la seguridad de que nos van a proteger un periodo determinado y se especula que posiblemente el año que entra se tenga que vacunar de nuevo y si ahora estamos tan retrasados en la vacunación con sólo 22 millones de personas con su esquema completo y por medio de vacunaciones en todo el país que actualmente incluye adultos entre 30-49 años y mujeres embarazadas, se calculan alrededor de unos 12 millones más. El presidente López Obrador se había fijado la meta de que de que en octubre estaríamos vacunados todos los mexicanos con las dos dosis, pero esto es muy difícil y las estadísticas muestran que posiblemente para fin de año se tenga con sus dosis completas a la gran mayoría de las personas aptas para ser vacunadas en el país, porque el estar vacunado con una sola dosis no da garantía de seguridad y protección. Además, el subsecretario López Gatell nos informa que la compañía Pfizer  va a dejar de mandar vacunas porque va a reestructurar su planta y habrá un retraso de dos semanas o más, con lo que seguramente el ritmo de vacunación que se tenía va a bajar.

En fin, no hay noticias agradables lamentablemente, la información oficial que nos muestran es que en 14 estados del país están contagiados de esta nueva variante del COVID-19, incluyendo la Ciudad de México, Baja California y Yucatán con mayor números  de casos y también nos indican que hace un mes y medio los contagios en cifras oficiales eran menos de 3 mil, al día de hoy hay más de 9 mil contagios y el número de muertes ha aumentado, aunque no en la misma proporción, de todas maneras las noticias no son buenas.

La conclusión que sacamos nosotros es un mensaje que quizá no se pierda en el vacío, porque si tomamos en cuenta que los más afectados son los jóvenes, se debería adquirir la convicción de que no pueden estar con fiestas, reuniones y seguir sin atender a las recomendaciones de usar cubrebocas, sana distancia, uso de gel antibacterial, pues entonces la situación se agrava ante la irresponsabilidad de jóvenes y adultos, hombres y mujeres que sienten que la pandemia ha terminado, pues simplemente están equivocados y si no se toman medidas urgentes de parte del Gobierno y las autoridades de salud, pero sobre todo generar la convicción de todos nosotros que estamos en un verdadero problema, la pandemia y su variante, que se le denomina Delta, puede causarnos un incremento de contagios alarmante y un número de fallecidos que no deseamos por ningún concepto.

Desde esta columna les pedimos atentamente a todos los que lean este artículo, que hagan conciencia y platiquen con sus amigos y familia para que se pueda llevar a cabo una campaña de prevención efectiva.

ESCRIBE UN COMENTARIO