El rechazo de los capitalinos es unánime. Para muchos de los ciudadanos de Guanajuato, un posible aumento al pasaje les afectaría de sobre manera, además de que esa situación podría golpear su economía en una época muy vulnerable.

Para muchos ciudadanos del Estado, la economía se ha ido por la borda desde inicios del 2020,cuando empezó la pandemia del coronavirus y desgraciadamente, muchos de los locales tuvieron que cerrarse y el turismo, una de las fuentes de economía fundamentales de ciudades como León y Guanajuato, se vio seriamente afectada.

Para Gabriela Juárez, madre de familia que radica en la Zona Centro de la ciudad, toda la economía es difícil para las familias en la actualidad: “No tenemos nada de dinero. Mi esposo apenas recuperó su trabajo y mi hijo tiene 11 años, está muy chico para trabajar. Cualquier cosa que suba de precio nos va a dar en toda la torre [Sic.]”.

Leonardo Robles, joven de 23 años, es otra de las muchas personas que se verían afectadas en caso de que hubiera un aumento al pasaje: “Cualquier tipo de aumento nos daría en toda la torre [Sic.]. Además, muchos de nosotros tomamos más de un camión, porque en Guanajuato así es. Es necesario trasbordar para llegar a nuestro destino”.

Roberto Hernández, comerciante y padre de familia, señala: “Yo uso el pasaje, como muchísimos guanajuatenses. Entre si se sube o si no, nosotros preferimos que no sea así. Todo está carísimo y la inflación apenas nos permite comprar lo básico. Ojalá no nos pase como en León, que también el transporte está muy costoso”.

El pasado 17 de noviembre, se anunció que se pretendía incrementar el pasaje en la capital. De acuerdo con la información publicada en este medio: “Los concesionarios del transporte urbano en la Capital aseguraron que, debido a la pandemia del Covid-19, sus ingresos se han visto seriamente disminuidos”. Sin embargo, de acuerdo con las personas entrevistadas por este diario, también los ciudadanos que se transportan en camión tienen serios problemas económicos.

ESCRIBE UN COMENTARIO