La pandemia del Covid-19 ha sido olvidada en semanas recientes en el Congreso del Estado, a donde acuden numerosos grupos de personas, entre ellos niños y jóvenes a invitación de los diputados integrantes de la LXV Legislatura Estatal.

A lo largo de los días de la semana, la presencia de los grupos de personas que se suman al resto de los visitantes y los empleados que forman parte del Poder Legislativo Estatal.

En semanas anteriores, el secretario general del Congreso del Estado, Christian Cruz Villegas, dio a conocer que se habían presentado tres nuevos contagios entre el personal que ahí labora, con lo cual suman desde el inicio de la pandemia, el pasado mes de marzo de 2020, 90 contagios.

Estos 90 contagios representan que en la Cámara de Diputados se ha contagiado a la fecha, uno de cada tres empleados, si se toma en cuenta que ahí laboran 270 empleados de tipo institucional. Aunque algunos portan su cubrebocas, en otros no se observa el rigor que se requiere.

La mayor parte de los asistentes caminan en grupos y no guardan la sana distancia, además que suelen concentrarse en grandes grupos en las áreas del Congreso del Estado que no cuentan con la ventilación adecuada.

Incluso, muchos de los visitantes se presentan con bebés en brazos y algunos no portan cubre bocas, pese a las recomendaciones que al respecto hacen los guardias de seguridad privada que se encargan de esa labor en este lugar. Entre ellos y quienes ahí laboran se ha despertado los temores sobre la dispersión de contagios.

ESCRIBE UN COMENTARIO