Comerciantes en el monumento a Cristo Rey, temen que, con la nueva variante de la pandemia del Covid-19, el sector salud pueda ordenar un nuevo cierre de los comercios en ese lugar.

Martha Aguilar, comerciante del lugar, señaló que con le variante de la pandemia, solo espera que las autoridades sanitarias y las eclesiásticas no vayan a ordenar que se vuelvan a cerrar los negocios del Cubilete, porque eso afectaría de forma grave a quienes viven del comercio.

Indicó que luego de cerca de un año que permanecieron cerraros, la mayorías de los negocios apenas se están recuperando en las ventas durante los fines de semana, que es cuando llegan más personas a visitar la imagen de Cristo Rey y luego, a la bajada del santuario, llegan a las cocinas económicas para consumir los diferentes guisados que se ofrecen.

Señalo: “Por el bien de todos esperamos que las personas que suben a visitar a Cristo Rey continúen con el uso obligatorio del cubre bocas y aplicando las medidas de prevención para que en el mes de enero se permita la marcha juvenil que el año pasado, a causa de la pandemia, fue su suspendida”.

El dueño de otro negocio explicó que poco a poco las ventas se van recuperando con los turistas que llegan durante los fines de semana; sin embargo, hacen falta las peregrinaciones y las marchas de jóvenes para que las ventas vuelvan a ser las mismas que en años atrás.

ESCRIBE UN COMENTARIO