El Gobierno de Querétaro canceló a la empresa de seguridad privada G.E.S.K9, que fue contratada por Gallos Blancos, así como 5 servicios adicionales que ofrece en el estado tras el episodio violento en el Estadio Corregidora.

Guadalupe Murguía, secretaria de gobierno de la entidad, informó a través de su cuenta oficial de Twitter que también se suspendió a 5 servidores públicos encargados del operativo del partido, que incumplieron con los protocolos establecidos, lo que agravó las agresiones de aficionados de Gallos a sus contrapartes del Atlas.

Fueron separados de sus cargos: Leonardo Flores Mata, director de Operación Policial, Isaac Pérez Infante, encargado de la Unidad de Campo, el policía Agustín Martínez Ortiz, Carlos Mendoza Martínez, coordinador de eventos y comisionado del partido.

También fue removido Carlos Alberto Toscano Mendoza, responsable del área de Gestión de Riesgos de la Coordinación Estatal de Protección Civil.

«Sin menoscabo de que, en el desahogo de investigaciones, resulten responsables adicionales y se finquen responsabilidades de diversa índole», indicó la funcionaria.

Indicó que la Secretaría de Salud reportó el alta médica de 7 personas que estuvieron hospitalizadas por lesiones y las autoridades las escoltarán hasta los límites de Guanajuato y Querétaro, donde será apoyadas para seguir su camino a Guadalajara por las autoridades del bajío.

Se suspendió a 5 servidores públicos encargados del operativo del partido que incumplieron con los protocolos establecido.

ESCRIBE UN COMENTARIO