En la ciudad, el calor es cada día más intenso y apenas empieza. Es en las colonias de la periferia donde, a falta de los servicios básicos, la pasan peor.

Uno de muchos ejemplos es el polígono de Medina, donde los vecinos deben esperar la llegada de las pipas de agua.

La amenaza de calor extremo se extiende por todo el país. Incluso en CDMX se han alcanzado temperaturas de hasta los 31 grados. León, por supuesto, no es la excepción a la regla. Pese a que la tarde del martes cayó una ligera llovizna, el calor no ha cesado en ningún momento.

En la periferia es donde se vive con más intensidad el calor, como el polígono de Las Joyas, La Presidentes Mexicanos (mejor conocida como La Jacinto López) la San Francisco o Medina. Mientras el transeúnte más se aleja de las zonas pavimentadas, encuentra predios y colonias, algunas de ellas irregulares, donde faltan los servicios básicos… entre ellos el agua.

Lucy González es ama de casa y vive en la colonia El Peñón, que se ubica en uno de los puntos más altos del polígono de Medina. En estos tiempos de intenso calor, dos veces por semana debe de llenar sus tres barriles y su tinaco. La pipa le cobra $75 pesos.
“Ahorita con el calorón que está haciendo, necesitamos surtirnos más y gastamos más. Ojalá pronto empiece a caer una lluvia que ya hace falta”.

En las calles, muchas sin pavimentar, caminar entre la polvareda es todo un reto.
Además de esperar a las pipas de agua, uno de los problemas de muchos vecinos es salir a trabajar en la tarde o ir a la escuela. Tal es el caso de Fabián Ruiz Esparza, quien trabaja como guardia de seguridad y habitualmente entra en las tardes:

“Salir y tomar el camión es el infierno. Llegas y esperas un buen rato a que este pase, y no hay ni una sombrita siquiera. Uno llega cansado y sin querer hacer nada. Luego como siempre, el servicio de la orugas es pésimo y tardado”.

La situación es seria, pues desde el 24 de abril del año en curso, este medio señaló: “el Servicio Meteorológico Nacional (SNM) informó que la mayor parte del territorio nacional, así como el Estado de Guanajuato, se encuentra bajo los efectos de una línea seca, un canal de baja presión y una corriente de chorro subtropical, lo que favorece el aumento de las temperaturas”.

ESCRIBE UN COMENTARIO