La pandemia impacta a las tiendas de abarrotes por bajas ventas, se perfilan al cierre temporal o quiebra definitiva, ante la falta de poder de compra de las familias populares, y de nulos apoyos de las autoridades para este sector.

Las tiendas de abarrotes van dejando de ser un negocio redondo, como hace algunos años, que en cada esquina casi había una, fueron desapareciendo con la llegada de los mini super, y ahora con la pandemia “me acabó”, expuso Leonardo Murguía, quien cerró su tienda y se fue de tianguista.

En cambio, proliferan las cadenas de mini bodegas Aurrera, Bara, Oxxo, Extra, contra las que las tienditas de abarrotes no tienen capacidad de competencia, ofrecen ofertas, diversos productos, que la gente joven aprovecha y se olvidan de las tienditas de la esquina, dijo.

A nivel nacional, cierran 3 de cada 10 tiendas de abarrotes por la pandemia, según la Asociación de Tiendas de Abarrotes, aquí en León, ya no hay organización, se quedan cortos, porque es masivo el cierre de tienditas, apuntó.

“A mi se me plantaron muy cerca, una mini bodega Aurrera, un Oxxo, y dos farmacias con productos de abarrotes, de todos, ni como competir, con mi tienda en el bulevar Francisco Villa y Valtierra, me dieron en la torre”, apuntó.

“Otras tiendas de abarrotes de familiares y amigos han ido cerrando ahora con la pandemia, se cayeron las ventas, y con la fuerte competencia de los minisúper, ni cómo competir, mejor cambian de giro, se van de informales a la venta de comida, ropa verduras y fruta y de chacharacheros”, aseguró.

ESCRIBE UN COMENTARIO