La Fiscalía General del Estado está compartiendo información de su investigaciones sobre el atentado explosivo del bar La Barra 1604 de Salamanca, con la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) para que se investiguen los recursos económicos millonarios que se presume dieron lugar a las diferencias entre el propietario del bar y el matrimonio ahora detenido e imputado por ese crimen.

Así lo afirmó este viernes el fiscal Carlos Zamarripa Aguirre, quien señaló que por acuerdo con el titular de la UIF Santiago Nieto, la Fiscalía estatal ha estado compartiendo información sobre la procedencia de los recursos financieros millonarios comprometidos en una malograda sociedad comercial entre el empresario Mauricio Romero y el matrimonio de Eduardo y Georgina N, acusados de homicidio doloso de éste y su gerente en un ataque con un paquete explosivo.

La cantidad monetaria no ha sido precisada públicamente por el fiscal Zamarripa Aguirre, ni ha revelado indicios o datos que motiven la investigación de la autoridad federal sobre su origen.

El fiscal solamente confirmó la colaboración con la Unidad de Inteligencia Financiera para que realice sus propias investigaciones sobre el origen y manejo de ese dinero.

ESCRIBE UN COMENTARIO