Zermeño y autoridades municipales del 2000 no tomaron en cuenta el decreto del gobernador Torres Landa en la creación del fideicomiso, se trata de otra irregularidad.

Así lo expuso el abogado Octavio López de Alba, representante de los socios fundadores del Club Social y Deportivo León A.C.

“Desconocieron el decreto número 288 publicado en el periódico oficial del estado el 22 de abril de 1965, del entonces gobernador Juan José Torres Landa”, aseguró.

Dijo que de acuerdo con el decreto de la compra-venta del terreno se establece que el uso del terreno es para la construcción de un estadio y campo deportivo y no para otro uso.

“Cuando se constituyó el fideicomiso el 26 de septiembre del 2000, Zermeño solicitó desmembrar 10 mil 360 metros, pero no tomaron en cuenta que para hacer eso necesitaban la autorización del Gobierno del Estado, se violó el decreto gubernamental”, aseguró.

López de Alba indicó que no se encuentra una derogación ni cambio del decreto gubernamental número 288 del 22 de abril de 1965, para desmembrar los 10 mil 360 metros y cambio de uso de suelo de deportivo a comercial del terreno.

“Zermeño traía las finanzas del Club León con deficiencias, creo que debía un millón 700 mil pesos y como el municipio no le iba a apoyar con recursos, pidió que le aportaran los 10 mil 360 metros, para reforzar sus finanzas y poner el equipo en alto con jugadores de primera clase”, refirió.

“En otras palabras el decreto se lo pasaron por el Arco de la Calzada, porque no solicitaron alguna autorización del gobierno del estado”, expresó.

El abogado Octavio López de Alba, dijo que si el gobierno del estado revisa la escritura y el decreto se va a dar cuenta que el objeto social se movió, y puede solicitar la revocación completa de la compra-venta y volver a tomar en sus manos el terreno.

Los encargados de elaborar el contrato del fideicomiso, Esteban Ramírez subsecretario de normatividad y el secretario de ayuntamiento en el 2000, Felipe de Jesús López Gómez, no tomaron en cuenta el decreto ni solicitaron escrituras originales, junto con el notario Jorge Humberto Carpio Mendoza, anteriores a la escritura que les presentó Zermeño, aseguró López de Alba.

[responsivevoice_button voice=»Spanish Latin American Female» buttontext=»Escucha Esta Nota»]