Luego del debut en cancha de Chivas, el técnico del León, Ignacio Ambriz, tiene una pregunta en el ataque Esmeralda que presentará ante Rayados de Monterrey, sin embargo, sin Leonardo Ramos, el camino parece ser más preciso.

Sin su delantero argentino, quien todavía forma parte del equipo pese a los rumores de una posible salida, el equipo verdiblanco careció de una delantera que inquietara al arquero rival, por lo que, aunque aún tiene tiempo para decidir, El Domador habría tomado una decisión en conjunto con la directiva: una novedosa apuesta.

Tal como se proyectaba para el encuentro arranque del torneo Guardianes 2020, los verdes mantendrían al uruguayo Nicolás Sosa y al juvenil Armando León en punta, con la colaboración en ofensiva de hombres de peso en el ataque, como el ecuatoriano Ángel Mena o el chileno Jean Meneses.
Y es que aunque aún no se aclara el panorama con el pampero Ramos, desde la directiva del León ha trascendido de manera extraoficial que no contarán con sus servicios para este semestre, ante lo cual le buscan salida.

De momento, Rodrigo Fernández, vicepresidente del León, ha asegurado que no existen ofertas por el jugador, aunque existe la limitante de que si Ramos juega con el León antes de irse, no podrían dejarlo ir este semestre, por reglamentación.
La situación recuerda lo sucedido con su compatriota Rubens Sambueza hace un año, quien tras el Clausura 2020, no jugó en los primeros encuentros del Apertura de ese año, aumentando las especulaciones sobre si saldría, cosa que finalmente se dio, pese a que León era dueño de su carta.

La salida de Ramos en compra por él, podría significar que la directiva busque a un último refuerzo para apuntalar su ataque, sobre todo un centro delantero, aunque eso podría determinarse con el paso del tiempo y la confianza que El Domador de La Fiera le de al charrúa Sosa y al canterano ‘Mando’ León.

ESCRIBE UN COMENTARIO