Hace más de 14 años, Donovan Carrillo inició en el patinaje artístico sobre hielo y, en ese lapso, ya cuenta con logros nacionales, experiencias internacionales y su reciente participación histórica en los Juegos Olímpicos de Invierno Beijing 2022.

El deportista representante de Guanajuato se motivó en este deporte gracias a una persona especial: su hermana Daphne Dominique, que se interesó por el patinaje gracias a la película `Sueños sobre hielo´.

Daphne Dominique se dijo orgullosa de haber sido ella quien inspiró a su hermano: “Me da muchísimo gusto, pero no porque por mí lo hiciera. Yo me metí a patinar porque me gustó mucho esa película y un año después, entró Donovan. Pero creo que más bien se lo debemos a Disney Channel, porque si no hubiera visto la película, nunca hubiera patinado”, añade su hermana al tiempo que sonríe.

La joven de 25 años confesó que ahora ella solo patina de manera recreativa, pues dejó de competir a los 15 años.

“Hablé con mi mamá y no se podía estar haciendo ese nivel de gastos para los dos a nivel competitivo y le cedí la batuta a mi hermano. Lo vi con muchas posibilidades”.

Daphne comentó que admira mucho la perseverancia de Donovan y gracias a eso está donde está: “Es un niño muy dedicado y por eso llegó a esa meta que se propuso, además, es muy decidido, porque estaba muy pequeño cuando se fue”.

Dijo que su hermano tuvo que madurar desde los 13 años cuando se vino a León, pues tuvo que aprender a valerse por sí mismo: “Y Gregorio (Núñez, su entrenador) lo hacía que él hiciera sus cosas”.

Por lo pronto, la joven sigue patinando de manera recreativa en la pista de Bugambilias en Guadalajara, pero en un futuro cercano espera integrarse a los shows de patinaje que tienen que ver con su carrera, pues estudió licenciatura en artes escénicas.

Para finalizar, Daphne confiesa que le gustaría tener a Donovan cerca, pero entiende que está más apegado a León: “Ojalá que se abriera un proyecto y estuviera una temporadita aquí (León) y otra allá (Guadalajara)”.

ESCRIBE UN COMENTARIO