La ley seca entrará en vigor del sábado 31 de julio a las 10:30 de la noche hasta el domingo 1 de agosto a las 12 de la noche, para coadyuvar a que el proceso de consulta popular del INE se realice de manera tranquila, en orden entre los ciudadanos participantes.

Los establecimientos que venden bebidas alcohólicas deberán acatar las disposiciones oficiales de las autoridades municipales, en las fechas y horarios establecidos, para evitar riesgos de sufrir sanciones económicas de hasta 1 mil 500 UMAS y clausuras.

La Unidad de Medición y Actualización (UMAS) tiene un valor de 89.62 pesos, de acuerdo a las autoridades fiscales, que se aplican para sanciones, en este caso, de aplicarse las 1 mil 500 UMAS, la multa sería de hasta 134 mil pesos, con el rigor de la ley.

En coordinación, las autoridades de Fiscalización, Seguridad Pública, Comercio y Consumo, Protección Civil, Salud y Tránsito Municipal realizaron un operativo especial para supervisar que los negocios de bebidas embriagantes respeten las limitaciones definidas.

El objetivo es que durante la jornada de la consulta popular que realizará el INE el domingo 1 de agosto, prevalezca la civilidad, la tranquilidad y el orden político y social y se coadyuve de esta manera a que haya participación ciudadana con respeto, armonía y libre decisión.

El llamado de las autoridades a los dueños de este tipo de negocios es a que colaboren y tomen en cuenta la disposición oficial sobre la limitación de fechas y horario para no vender bebidas alcohólicas en envase cerrado.

Sin embargo, las personas que gustan de tomar bebidas alcohólicas se preparan desde antes de que entre en vigor la ley seca, compran cervezas, botellas de vinos y licores a su gusto, según el dirigente de la Asociación de Bares y Cantinas, Javier Quiroga.

ESCRIBE UN COMENTARIO