La postura de la Universidad de Guanajuato (UG) es refrendar el compromiso de erradicar cualquier conducta que atente contra los derechos de la comunidad estudiantil.

Esto luego de las manifestaciones de las alumnas de las preparatorias oficiales de León, particularmente en lo que aconteció en la prepa de San Miguel. Tal como este diario lo dio a conocer ayer, la Defensoría de los Derechos Humanos en el Entorno Universitario inició desde el pasado 18 de marzo de 2022 la investigación I-4/2022 de forma oficiosa ante la presencia de una conducta que puede ser constitutiva de una violación a los Derechos Humanos en el entorno universitario.

El mismo 18 de marzo, la Directora de la ENMS León, Mtra. Dalila Abella Camarena García, convocó a representantes de la comunidad estudiantil a través de la junta de jefes de grupos para ofrecer una disculpa por las declaraciones emitidas y reiteró el compromiso de trabajar en acciones orientadas a garantizar que las autoridades de la ENMS actúen con perspectiva de género.

Las alumnas de las prepas oficiales, desde el 2019 con la manifestación de ‘la colmena’ a nivel estatal (e incluso desde antes), ya denunciaban la problemática de acoso y, de acuerdo con lo que anteriormente han declarado en entrevista, buscan hacer visible esta situación y que no haya represalias ante esto.

Las escuelas, de acuerdo con la ley, deben ser y fungir como entornos seguros, tal como lo mencionaba anteriormente el Secretario Estatal de Educación, por lo que esta exigencia de las alumnas se ha validado e incluso hay casos de éxito en donde las autoridades (por ejemplo en la prepa oficial del centro) si han apoyado a las alumnas respetando su derecho al libre desarrollo de la personalidad.

ESCRIBE UN COMENTARIO