El presidente del consejo directivo del SIMAPAG, Héctor Manuel Morales informó que con una inversión de 20 millones de pesos se echará a andar el programa denominado ‘Agua para la Cañada’.

Este proyecto con el cual se busca garantizar el abasto de agua para la población y usuarios de los servicios de SIMAPAG, en la zona centro contempla rehabilitación de las líneas de conducción que va del sur de la ciudad hasta la zona de cañada.

Inicialmente se busca modernizar el tramo que abarca desde la zona el Cárcamo, en la región cercana a Yerbabuena hasta Marfil y donde se bombearía el agua desde el sistema de pozos de Puentecillas.

De acuerdo con el funcionario serían dos etapas las de este proyecto: la primera iría desde Puentecillas al Cárcamo y la segunda de este lugar hasta la zona de Marfil y con ellos beneficiar a miles de usuarios.

Morales Ramírez señaló que además se van a rehabilitar otras líneas de conducción, como las que van del mismo Cárcamo hasta la Glorieta Santa Fe y la que parte desde el Camino Antiguo a Marfil, para poder llegar al poblado del mismo nombre.

Con estas acciones, el organismo operador de agua de la ciudad espera garantizar el abasto para la población, tanto de la zona sur, como del centro y de esa forma dejar atrás la problemática que suele generar el bajo almacenamiento en las presas con que se abastece a la población.

Con la actual red de distribución que parte desde el sistema de pozos de Puentecillas se dota del servicio de agua potable a los miles de usuarios de la zona sur, que residen en unas 35 colonias populares.

El funcionario recordó que el proyecto ‘Agua para la Cañada’ es la alternativa con que cuenta la ciudad de Guanajuato para que el abasto no se vea en riesgo, en caso de una baja en la cantidad de lluvias.

Precisó que apenas el año pasado, la ciudad tuvo que afrontar problemas con el abasto, debido al bajo almacenamiento de las presas y la Zona Centro fue la que más problemas enfrentó, pero con el citado proyecto, esa situación será superada.

De cualquier forma, el funcionario llamó a la población a hacer un uso correcto y adecuado del vital líquido, en especial porque el costo de extracción del sistema de pozos es más alto que el de las presas y por lo tanto se requiere una mayor inversión de recursos.

También dio a conocer que actualmente las tres presas con que se abastece de agua a la ciudad mantienen un almacenamiento promedio del 80% y en algunos casos un poco más.

ESCRIBE UN COMENTARIO