Con la presencia del Gobernador de Guanajuato, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, Mazda anunció que será en su planta de Salamanca donde se fabricará el nuevo modelo SUV Mazda CX-3, mismo que dejará de producirse en Hiroshima y cuya producción se traerá por completo a nuestro país.

Rodríguez Vallejo externó su beneplácito de que este modelo se agregue a su línea de producción en nuestro estado.

Este modelo, con siete años de presencia en el mercado, se actualiza constantemente en diseño y equipamiento y se sumará a los autos fabricados en Guanajuato por esta empresa que ya fabricaba aquí el Mazda 2 y Mazda 3, sedán y hatchback, así como la camioneta CX-30 y el Yaris-R, que se maquila para Toyota.

Mazda de México está en Guanajuato desde 2014, y el 12 de febrero de 2020 alcanzó la cifra de un millón de unidades producidas en Salamanca, logro que celebraron con la edición especial de la SUV Mazda CX-30 color blanco.

La empresa japonesa tiene un centenar de años de operaciones y presencia en 130 países. Su llegada a Guanajuato le ha implicado una mayor cobertura en el mercado local, de Norteamérica y Europa, con un 90 por ciento de su producción en México, para el mercado de 33 países.

Mazda Salamanca ha invertido en Guanajuato 785 millones de dólares y generado más de 5 mil 300 empleos.

«Guanajuato vuelve a demostrar que sabemos ser competitivos a nivel mundial. Que podemos entregar con calidad. Pero que también, nuestro capital humano tiene la capacidad de participar en la generación de nuevos productos de clase mundial, como hoy lo estamos atestiguando aquí en Mazda», dijo el gobernador.

Mazda tiene ocho años de operación en México, es una de las armadoras de automóviles emblemáticas del estado junto con Toyota, Honda, General Motors, Hino Motors, Ford y Volkswagen; estas empresas extranjeras consolidan al Clúster Automotriz Guanajuato como el más grande y dinámico de América Latina además de que sitúan al estado en el segundo lugar entre los productores nacionales de la industria automotriz, lo que se traduce en más de 400 empresas en los primeros 3 niveles de proveeduría y cerca de 2 mil en total.

Estuvieron presentes Takuji Iwashita, presidente y CEO de Mazda México; Takafumi Fukai, Vicepresidente Ejecutivo de Mazda; Miguel Barbeyto, Presidente y CEO de Mazda de México; Marco Aceves del Olmo, Secretario General del Sindicato de Trabajadores de la Industria Automotriz Similares y Conexos de la República Mexicana; y Humberto González Parra, colaborador del Área de Inspección de Calidad.

Les acompañaron César Prieto Gallardo, presidente municipal de Salamanca; Lorena Alfaro García, alcaldesa de Irapuato; Ramón Alfaro Gómez, Secretario de Desarrollo Económico; Katsumi Itagaki, Cónsul General de Japón en León y un grupo de diputados, locales y federales.

ESCRIBE UN COMENTARIO