Por el asesinato de su padre, fue detenido y quedó sujeto a proceso penal un yurirense a quien imputó el Ministerio Público ese crimen, cometido el pasado lunes 10 de enero después de múltiples amenazas y maltrato, a quien la propia víctima denunció antes de que fuera trasladada a un hospital donde finalmente perdió la vida.

El homicidio fue cometido en la casa de Agustín N, de 72 años de edad, a donde él llegó ese lunes y se encontró con su hijo Salomón N, de 41 años de edad en el interior y armado con una escopeta.

Según la Fiscalía, dos días antes, el propio Salomón había hecho un reclamo y amenazado a Agustín para que abandonara su casa, la cual reclamaba en propiedad y en esa ocasión, además lo amenazó y amagó con un cuchillo, pero la intervención de otro familiar había impedido la agresión. Ese tipo de exigencias y amenazas se repetían desde hacía años, según señala la FGE.

El diez de enero, sin embargo, Salomón disparó con la escopeta a Agustín y huyó enseguida mientras Agustín, herido, pudo salir de su casa en busca de ayuda y fue trasladado a un hospital, donde horas después murió.

A uno de los familiares que lo auxilio le dijo que su hijo Salomón le había disparo, aseguró la FGE.

Salomón N, por su parte, fue detenido por las autoridades y tras de que integrara la carpeta de investigación correspondiente, la Fiscalía General del Estado imputó a Salomón N el delito de homicidio en razón de parentesco.

El juez de control resolvió dictar auto de vinculación a proceso penal y le impuso prisión preventiva, mientras otorgó al Ministerio Público cinco meses de plazo para el cierre de la investigación y para pasar a la siguiente etapa del proceso penal.

ESCRIBE UN COMENTARIO