El Ministerio Público imputo el delito de tentativa de secuestro a José Miguel N, el hombre señalado por presuntamente tratar de robar un niño el sábado primero de septiembre, pero el juez de control que presidió la audiencia no le dio la razón: en cambio, reclasificó el delito y vinculó a proceso penal al imputado pero por tentativa de homicidio.

En esos términos fue resuelta la audiencia que se llevó a cabo en una sala de oralidad de Valle de Santiago, jurisdicción del Juzgado Regional de Celaya, en la que el Ministerio Público presentó los hechos ocurridos el sábado en la calle Renacimiento, de la colonia Nuevo Amanecer en León.

La fiscalía imputó al detenido el delito de tentativa de secuestro con base en los hechos que investigó.

Sin embargo, la valoración jurídica que hizo el Ministerio Público de esos hechos y sobre la cual solicitó que el detenido fuera vinculado a proceso penal por el delito de tentativa de secuestro, no fue considerada de la misma manera por el juez de control.

En una resolución que no dejó de sorprender, el juez señaló a la fiscalía que no se configuraba el delito de tentativa de secuestro sino otro: tentativa de homicidio.

El razonamiento de la autoridad judicial con base en los datos de prueba aportados por la fiscalía, descartó el delito por el que esta pretendía llevar a proceso penal a José Miguel y reclasificó la imputación.

Resolvió que José Miguel N, quedara vinculado a proceso penal por el delito de tentativa de homicidio, que presuntamente habría cometido en agravio de la víctima, de cinco años de edad, a quien sujetó violentamente el pasado sábado mientras esta jugaba con otros niños.

Como medida cautelar impuso prisión preventiva al imputado y dió plazo al Ministerio Público para que termine la investigación y pasen a otra etapa del proceso penal.

Por otra parte, dado que el caso no quedó abierto por tentativa de secuestro, será turnado por incompetencia al Juzgado Regional de León.

.

 

ESCRIBE UN COMENTARIO