El Poder Judicial del Estado de Guanajuato publicó el 1 de abril del año 2008 su primer Código de Ética, con el propósito de establecer lineamientos  de comportamientos éticos para su personal.

Ayer, diez años más tarde y con la finalidad de atender a las circunstancias existentes de las y los servidores públicos de la institución, se realiza la presentación del Nuevo Código de Ética.

En dicha presentación en la que asistieron magistrados, consejeras y consejeros, directores y coordinadoras de área, así como personal jurisdiccional y administrativo, la presidenta Claudia Barrera Rangel aludió a la importancia de esta nueva compilación.

«Resultaba imperativo adecuar nuestro Código de Ética a nuestra realidad actual, por un lado refrendando el comportamiento ético exigible a los juzgadores en el cumplimiento de su actividad jurisdiccional”, dijo.

“Por otro, establecer una nueva configuración del Código de Ética, fijando de manera particular y destacada criterios que inspiren el comportamiento ético de todos y cada uno de los integrantes  del Poder Judicial”, agregó.

“Con la intención de que nuestro Código se presente como un compromiso institucional con la excelencia y a la vez como instrumento para fortalecer la solidez del Poder Judicial, al encontrarse orientado a propiciar que nuestra institución se caracterice por contar con personas comprometidas en generar espacios de concordia, de respeto, en los que resulten inaceptables las desatenciones, las conductas de violencia de cualquier índole contra compañeras y compañeros, así como contra nuestros ciudadanos».

Como parte del programa de presentación, y con la finalidad de realizar una réplica al libro «Ética Judicial» y ahondar en el contenido del Nuevo Código de Ética de nuestra institución, se realizó una mesa redonda en la que participó Ariel Rojas Caballero, magistrado del Poder Judicial Federal.

ESCRIBE UN COMENTARIO