En el marco de la inauguración de ANPIC, la fundación León Agradecido y el personal del Municipio premian a mujeres dedicadas a proteger y servir a la ciudadanía, de instituciones como Policía, Tránsito, Protección Civil y Bomberos.

Dos de ellas, una de la Policía Municipal y otra que atiende el número de emergencias 911, expresan sus opiniones, anécdotas, retos y alegrías.

Ana Silva Ortiz es telefonista del C4 y del área de prehospitalario. Es paramédico, y no sólo eso: también responsable de la vida de muchas personas. De ella depende que todo salga bien en cuanto alguien levanta un auricular pidiendo ayuda. Es por eso que, en el evento de premiación previo a ANPIC, fue galardonada.

Tiene 16 años de servicio, mismos que también tiene casada. Es una orgullosa madre y esposa. Inició a laborar a los 28 años, desde que estaba en cabina. Después pasó al 066 y ahora al 911. El trabajo de un telefonista de emergencias no es nada sencillo. Hay situaciones desagradables y otras muy motivadoras. Entre las primeras están las llamadas de bromas:

“Las llamadas de bromistas siempre dan mucho coraje. Hacen uso no sólo del teléfono sino de los pocos recursos que tenemos. Todo para que resulte ser una broma. Por otro lado, es una responsabilidad enorme cuando tocan eventos de alto impacto, como un parto, se siente bonito saber que tú apoyaste en que la persona pudiera dar a luz. Cosas como esas son muy agradables”.

Por su parte, la policía María Elizabeth Acosta, delegada de Cerrito de Jerez, recuerda que empezó hace 10 años en la corporación. Recuerda que desde niña quiso ser policía, y a diez años, cuando le entregan un reconocimiento de parte de varios empresarios, sabe que ha valido la pena.

“A veces dejar a la familia es difícil. No es sencillo ser policía y al mismo tiempo mamá, esposa e hija. Sabemos que en cualquier momento nos puede pasar cualquier cosa, por lo que aprovechamos el tiempo que estamos con la familia”.

Elizabeth señala que actualmente, ya hay respeto por parte de sus compañeros policías, y es raro que haya machismo y misoginia.

ESCRIBE UN COMENTARIO