Carlos Turrubiates, anotador del primer gol del partido de Vuelta de aquella final que le ganaron al Puebla en 1991-1992, se dijo confiado en que el León avanzará a semifinales.

El central tamaulipeco comentó que en la Ida, al León le pasó por momentos lo que le pasó toda la temporada y consintió mucho al Puebla.

“Lo vi sobrado, con posesión de la pelota, pero sin ir a buscar el marcador, y vi a un Puebla con la característica que lo hizo ser protagonista en el torneo: presionando, con ímpetu y con el deseo de ir al frente con sus armas”, manifestó.

Ahora La Fiera tiene la necesidad de ganar, “pero tengo la esperanza que irá más hacia el arco a hacer goles y no solamente a jugar bien y agradar, el objetivo es ganar y creo que esa fue la diferencia en el primer partido”.

Para Turrubiates, no hay muchas diferencias entre estos equipos en relación a aquellos que se enfrentaron hace un año cuando el León terminó bordando su octava estrella.

Destacó que pese a haber visto sobrado al equipo, revertirán para avanzar, “mi duda es eso: La mentalidad. Vamos a ver a la hora del partido, dependerá de lo que se deje de hacer para que Puebla pueda aspirar a sacar el resultado”.

SU GOL

‘Turru’ rememoró cómo se logró la quinta estrella hace 29 años también contra el Puebla al que le anotó en el juego de vuelta en el Nou Camp.

“En ese entonces jugamos contra un equipo parecido al Puebla de hoy, mucha garra y muy aguerrido, aunque antes tenían jugadores de más experiencia y hoy veo a muchos jóvenes con ganas”,

En cambio, del León recordó que la mayoría eran jóvenes y queriendo que no se les escapara esa chance de ser campeones.

“Nos fuimos hasta lo último, Puebla nos cerraba los espacios y en tiempo extra se nos dio la posibilidad de hacer el gol cuando el horario y el calor nos jugó a favor y yo anoté el primer gol de ese partido”.

“Peña tiró un centro desde la derecha, Uribe llegó a rematar, Pablo Larios hace una gran atajada el rebote le quedó a Marquinho que se apoyó en Fabián que le devolvió, éste centró a donde Uribe fue a pelearla y la pelota salió a donde yo estaba solo y rematé de cabeza”.

Y el segundo tanto fue tras un tiro de Tita al que Uribe hizo una pantalla y Aurelio Rivera anotó el autogol con el que al final León ganó 2-0 y se quedó con aquel título.

ESCRIBE UN COMENTARIO