A pesar de haber sido operada de la rodilla derecha, la sirena guanajuatense, Liliana Ibáñez López, declaró que eso no le impedirá ir por su principal objetivo: dar la marca para acudir a los Juegos Olímpicos de Tokio en el 2021.

Hace poco más de un mes, Ibáñez tuvo que parar su preparación, pues requería de una cirugía de rodilla, sencilla, pero estuvo 15 días fuera, posteriormente entró a hacer brazada con pull y al momento lleva 5 días pateando.

“Esa operación, me obligó a cancelar mi participación en el US Open que inicia el 12 de noviembre en Los Ángeles, California, y aplazamos cualquier competencia para estar listos”, declaró Liliana quien pretende competir en enero y buscar la marca entre marzo y abril.

Liliana destacó que esta situación es complicada, “una operación de rodilla me parte el entrenamiento, a pesar de la pandemia no había dejado de entrenar, aún me siento fuerte no he perdido esa masa muscular, de la pierna sí está un poco casi sin músculo”.

Confiesa que antes de la operación, habló con su entrenador Brett Hawke y le dijo: “Opérate ya. Necesito tu patada al cien por ciento. Sí afecta que cancelamos el US Open, estamos planeando competir hasta marzo o abril, pero soy una persona que va muy de acuerdo con lo que hago y lo que creo que puedo hacer, confío en que lo podemos lograr, los tiempos se nos aplazan un poquito, pero creo que lo podemos lograr”.

Dijo que su presente es lo más duro y más en esta pandemia por el covid-19 que ha atacado al mundo entero, “venía saliendo de una operación de hombro ahora con la de la rodilla es más complicado, pero va sacar lo mejor de mí y si esto tenía que llegar tenía que llegar ahorita”.

Y apuntó: “Soy una nadadora experimentada en la natación mexicana y si alguien puede soy yo, yo creo que puedo, todo esto me ha hecho recapitular, nunca deben dejar de creer. Este mensaje me ha sacado adelante a mí en la natación, voy a pelear hasta el último día”.

ESCRIBE UN COMENTARIO