Poco a poco la Zona Piel se va recuperando después de un periodo en el que varios locales tuvieron que cerrar con motivo de la pandemia, y aunque este año tal vez no obtengan las ganancias esperadas, sí será mejor que el 2020, cuando por el cierre masivo toda la ciudad fue una “zona fantasma”.

Actualmente, la ciudad se encuentra en semáforo amarillo con alerta, lo que ha permitido la reapertura de varios locales. Con la Semana Santa y el turismo iniciando, los vendedores fijos y ambulantes de la Zona Piel esperan que su situación mejore.

Ernesto Domínguez, dedicado a la venta de tenis, explica que el año pasado fue una desgracia “estuvo pa’l perro” se queja. No hubo turistas, no hubo eventos. Las ganancias fueron malas.

“Este 2021 esperamos que las cosas mejoren, y aunque no ganemos mucho, sí estamos conscientes que será mejor que en marzo, abril y mayo de 2020 en el que prácticamente no ganábamos nada y muchos locales incluso se vieron obligados a cerrar”.

Para Daniela Aguilar, quien se dedica a la venta de artículos de piel, el año pasado, que no hubo Motofiesta y otros eventos similares, golpeó considerablemente las ganancias de muchos locatarios de la Zona Piel: “Apenas empezaba la Motofiesta y otros eventos y empezábamos a tener puras visitas, y nos iba muy bien. El año pasado no sé cómo fue que sobrevivimos. Ha sido un reto para nosotros y para los comerciantes de todos los giros”.

Otro de los problemas para los comerciantes de la Zona Piel fue la postergación de la Feria de León. Durante años estuvieron acostumbrados a recibir buenos ingresos gracias a la demanda de la “Feria de las Sonrisas” y hasta el momento el evento permanece en lista de espera.

ESCRIBE UN COMENTARIO