El sistema penitenciario del Estado de Guanajuato presenta a la fecha una sobrepoblación superior al 40 por ciento, por lo que ya se trabaja en la construcción de un Centro de Readaptación Social, con una capacidad para 2 mil 500 internos.

“Tenemos una sobrepoblación del 42 por ciento en todo el sistema estatal. En la administración anterior mantuvimos en 20 por ciento en desocupación, pero han sido muchos los detenidos que han sido llevados a procesos federales y estatales” dijo el titular de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSPE), Alvar Cabeza de Vaca, al respecto.

Ante esta situación ya se tiene planeada la edificación de un nuevo centro de reclusión e internamiento, de la cual el funcionario consideró necesario guardar bajo reserva el lugar en que se ubicaría, debido a que se está en la etapa de compra venta del terreno.

Además, en algunos de los Ceresos del Estado realizan diversas acciones para aumentar la capacidad y con ello bajar las condiciones de hacinamiento actuales.

De acuerdo con las cifras del funcionario, si en alguno de los centros de internamiento de la entidad existe actualmente una población de 2 mil internos, unos 700 de ellos deberían ubicarse en otros reclusorios.

El funcionario señaló que también buscan aumentar la capacidad de algunos de los Ceresos, ubicados en diversos municipios del Estado, aunque también ha estado creciendo la cantidad de personas que son internadas en estos lugares.

Precisó que con todo y el exceso de internos que se tiene actualmente en el sistema penitenciario estatal, quienes ahí están internados pasan sus días en buenas condiciones generales y prueba de ellos son las calificaciones aprobatorias que ha otorgado algunos organismos reguladores.

El estado de Guanajuato cuenta con Centros de Readaptación Social en Guanajuato, León, Irapuato, Salamanca, Celaya, Valle de Santiago, además de uno de corte federal en el municipio de Ocampo.

ESCRIBE UN COMENTARIO