Petróleos Mexicanos entregó menos gasolina a León al amanecer de este viernes, en comparación con el jueves cuando la ciudad recibió más del doble.


20 pipas llegaron a entregar combustible a las estaciones de servicio durante la madrugada de este viernes, mientras que el jueves se entregaron 41.


Los gasolineros habían acordado con la autoridad municipal que respetaría el decálogo del gobernador Diego Sinhué Rodríguez Vallejo, sin embargo no respetaron el pacto y la gran mayoría inició a despachar desde las 3 de la mañana. A las 7 horas ya no había gasolina en toda la ciudad.


Los despachadores tampoco respetaron el acuerdo y decidieron entregar toda la gasolina solicitada a los clientes, de quienes reciben propinas cada vez mayores a los 100 pesos por llenar todos los bidones que porten en sus cajuelas y llenar el tanque.


El lunes alcanzaban 600 automovilistas en promedio a llenar su tanque, este viernes sólo alcanzan 300. El combustible se agota en 3 horas, pues son cientos de bidones que son llenados en su totalidad y los ciudadanos siguen llevándose hasta 40 litros en bicicletas y motos.
En el mercado negro las historias siguen brotando, pues hay taxistas que están coludidos con despachadores y venden garrafas de 20 litros de agua con aroma a gasolina en 600 pesos.


Durante la tarde y noche de este viernes el municipio espera algunas pipas de combustible, pues el pasado jueves llegaron alrededor de 10 pipas extras, las cuales se agotaron de inmediato.


Cientos de ciudadanos hacen largas filas en todas las gasolineras de la ciudad. En su mensaje mañanero, el presidente de México Andrés Manuel López Obrador pidió a los ciudadanos que resistan más días (formados en el frio de la madrugada y el calor del medio día), pues no se detendrá en su lucha contra quienes roban el combustible.

También te puede interesar:  Pide a alcaldes ‘ponerse las pilas’

ESCRIBE UN COMENTARIO