Las personas que utilizan las motocicletas como medio de transporte y circulan sobre el distribuidor vial que se ubica en la salida de esta ciudad a Romita, afirman que es peligroso debido a la falta de mantenimiento y de educación vial de los conductores de vehículos particulares y unidades de carga.

Matilde Mujica, quien permanecía varada en uno de los extremos de la parte alta del distribuidor vial, señaló que circulan por ese lugar es arriesgado debido a la gran cantidad de gravilla que hay suelta sobre los costados de la carpeta asfáltica y a la falta de precaución de la mayoría de los conductores de vehículos particulares y camiones de carga que a diario circulan sin la menor precaución, sumado a las altas velocidades que usan.

Consideró que lo peligroso de circulan por el distribuidor vial es la cuestión de la grava suelta, la cual ya ha provocado grandes cantidades de accidentes de motociclistas; sin embargo, el lugar sigue sin ser atendido por ninguna dependencia municipal o estatal.

Aseguró que la mayoría de los conductores, lejos de disminuir la velocidad cuando ven que una motocicleta va en el lugar, aplican mayor velocidad y, en ocasiones, al llegar a los ramales que bajan a la zona de la Alameda, se cierran de forma brusca provocando que los motociclistas pierdan en control o derrapen.

Aceptó que cada vez que toma el distribuidor vial, ella es consciente del peligro que corre; sin embargo, no hay de otra más que tomar los riesgos que implican.

Otro motociclista que circulaba en el lugar señaló que desde sí es demasiado riesgoso pasar por ese lugar, aun así, no hay otra alternativa para evitar pasar por las vías del tren, las cuales se encuentran en la parte baja del puente vehicular.

ESCRIBE UN COMENTARIO