Para los comerciantes de la zona centro de Silao, el paro técnico de General Motors ha influido en las baja de sus ventas, pues ante una menor entrada de dinero entre los obreros, éstos se han limitado a comprar solamente lo necesario.

María González, comerciante de alimentos y abarrotes en uno de los negocios de la calle Morelos, señaló que cada vez que hay paros técnicos en la armadora de camionetas, ésta se reciente en la economía de la zona.

Mientras la planta de Silao atraviesa su cuarto paro técnico, de nueva cuenta la clientela acude a su comercio a comprar la canasta básica más indispensable, además de preguntar solamente por los costos para después buscar otros lugares en donde les vendan más barato, y así estirar el gasto familiar.

Otro comerciante semifijo, ubicado en la zona peatonal, mencionó que desde el lunes que se detuvieron las labores en algunas áreas de la ensambladora, se resintió en las ventas pues la falta de liquidez no permite que las personas compren de la misma forma que cuando reciben al 100 por ciento de los salarios.

Los comerciantes de la zona centro tienen confianza en que el próximo lunes, una vez que concluya el paro técnico, las ventas se mejoren para todas las personas que viven del comercio.

ESCRIBE UN COMENTARIO