En las calles el Sauz y Eucalipto que se ubican a un costado de la Avenida San Francisco, una de las principales vialidades de la zona sur, sus habitantes se preparan para una temporada más de lluvias en medio de la falta de obras y servicios públicos.

Esta vialidad que corre de manera simultánea por el costado izquierdo de la Avenida San Francisco, con dirección a la Avenida Santa fe, al igual que otras de esta porción de la ciudad se encuentran sin pavimentar.

Además, sus habitantes pasan sus días entre la falta de servicios como seguridad y vigilancia, alumbrado público, recolección de basura, agua, luz eléctrica y drenaje, entre otros.

Sus residentes consideraron que ya es tiempo de que las autoridades municipales los contemplen entre las obras y acciones del plan de obra pública, debido a que sus calles carecen de pavimento y nunca han sido urbanizadas.

“Así estamos aquí en esta calle sin pavimentar y lo malo es que cuando llueve se hace mucho lodo y no se puede ni salir, pero así han estado y no sabemos que le vayan a hacer algo a la calle”, dijo Mónica Rodríguez, habitante del lugar.

En esta demarcación que se ubica entre colonias populares de la zona sur de Guanajuato como Lomas del Padre, Cúpulas II, Villaseca, Campanario, Mártires 22 de abril, entre otras, sus habitantes se sienten olvidados, debido a que se encuentran a solo unos pasos de zonas habitacionales, en donde se cuenta con todos los servicios.

Otro problema que tiene molestos a los habitantes es la falta de alumbrado público, lo que les genera inseguridad, especialmente por las noches, debido a la presencia de personas que suelen alterar el orden.

Uno de los accesos principales de esta calle se ubica justo a un costado del Auditorio Municipal Yerbabuena, lo que le permite comunicarse de manera directa con los citados asentamientos y otros de la zona como Yerbabuena y la calle Arboledas.

“Nosotros aquí si estamos bien atrasados porque no nos han ayudado con la calle. Cuando hemos ido a presidencia para que nos ayuden, nos han dicho que somos muy poca gente para que nos hagan la calle y que saldría muy caro”, afirmó Víctor Gutiérrez.

Por ahora, los vecinos se preparan para poder hacer frente a la actual temporada de lluvias con sus propios medios, para lograr sortear el lodazal que se forma en las calles y que vuelve muy complicado el tránsito.

“Para nosotros las lluvias nos causan problemas porque el lodo que se hace no deja ni pasar a los coches y la gente que lo hace a pie va entre lodo y al riesgo de sufrir algún accidente”, aseguró Luis Ramírez, un estudiante que reside en la calle Eucalipto.

ESCRIBE UN COMENTARIO