Solo en octubre han sido consumados ocho ataques a balazos contra policías preventivos de León, que habían dejado saldo trágico, hasta la tarde de este miércoles, de cuatro policías muertos y cinco heridos, entre ellos una trabajadora social, en lo que parece una embestida del crimen contra la corporación, sobre la que las autoridades nada explican.

Este miércoles, hasta cerca de las cuatro de la tarde, la Secretaría de Seguridad Pública acreditó tres agresiones, con saldo de un policía muerto y dos heridos. No había proporcionado detalles sobre las víctimas ni las mecánicas de las agresiones.

En una caseta móvil de policía, la número 33, instalada al frente de una conocida fábrica de calzado, perdió la vida un agente de esa corporación y los asesinos escaparon.

Como esa agresión, otras tres dejaron policías muertos este octubre, dos en las postrimerías de la administración municipal de Héctor López Santillana y dos en el estreno de Alejandra Gutiérrez Campos como alcalde:

El primero de octubre fue asesinado mientras patrullaba solo, en la calle Alfredo Valadez, de la colonia Santa María del Granjeno, el agente preventivo Luis Eduardo N.

Tres días después, el 4 de octubre, fue asesinado el agente Rosendo N, cuando vigilaba un domicilio particular de la colonia San Isidro para darle seguridad a la persona que habitaba esa finca. También se encontraba solo cumpliendo esa comisión cuando fue acribillado a balazos.

El 13 de octubre, fue asesinado apenas poco después de que saliera de su turno de trabajo el policía preventivo Efrén Reynaldo N, en una ejecución consumada a balazos en la colonia Diez de Mayo.

ESCRIBE UN COMENTARIO