De acuerdo a la organización no gubernamental Causa en Común, un organismo de alcance internacional, Guanajuato vive en la peor crisis de seguridad de su historia con el primer lugar nacional en homicidios dolosos, asesinatos de policías y en atrocidades cometidas que incluyen homicidios múltiples, desaparición de personas y un incremento en víctimas menores de edad.

El análisis, contenido en su informe  “Galería del horror: atrocidades registradas en medios periodísticos, enero – mayo 2021”, publicado este fin de semana, la organización destacó que el estado tiene por segundo año consecutivo el primer lugar en eventos de violencia extrema reportados en medios de comunicación, en el periodo de enero a mayo de 2021, con 1 mil 717 notas periodísticas sobre eventos que pueden catalogarse como atrocidades, con un total de 2,712 incidencias con saldo de 2,877 víctimas.

Más aún, en 2020 el estado de Guanajuato registró 369 atrocidades de las 5,380 ocurridas durante ese año, significa que 7 de cada 100 se realizaron en nuestra entidad. «Tan sólo de enero a mayo de este año se suman ya 194 eventos con lo según estos datos, se superarán los registros del año pasado al terminar 2021» destacó el informe.

Como atrocidades, la organización define hechos en los que se hace “uso intencional de la fuerza física o poder para causar maltrato, desfiguración extrema o destrucción del cuerpo; para causar la muerte de un alto número de personas; y/o para causar la muerte de personas vulnerables o de interés político”.

Guanajuato encabeza la lista a nivel nacional en hallazgo de fosas clandestinas (101), descuartizamientos (73), masacres (37), calcinamiento (29), asesinatos de actores políticos (6), mutilación (3), y asesinato de miembros de la comunidad LGBTTTIQ (2).

Finalmente, el estado no sólo es la entidad con mayor número de atrocidades, que también encabeza 7 de las 23 categorías elaboradas por la organización,  concluyó el informe de Causa Común, que urgió a las autoridades a reconocer la crisis de seguridad “Más allá de discursos triunfalistas sobre el descenso de los homicidios dolosos, la entidad se encuentra en una gran crisis de gobernabilidad y la respuesta institucional es desarticulada e insuficiente».

ESCRIBE UN COMENTARIO