El presidente de la Confederación Patronal en León, Héctor Rodríguez, declaró que el no haber dado más tiempo a la implementación del nuevo modelo de subcontratación, puso en riesgo los empleos de los trabajadores.

Lo anterior comentó con respecto a la entrada en vigor el primero de este mes de la nueva reforma de subcontratación que sustituye al modelo de contratación por outsourcing.

Los empresarios exigieron al gobierno federal y a los diputados de Morena hace un mes, que se implementara la reforma hasta el primero de enero del 2022, con la finalidad de que los empresarios tuvieran más tiempo para realizar el cambio de contratación con la nueva reforma

“No dar el tiempo adecuado a la implementación de la reforma de subcontratación, tiene el riesgo de frenar la economía en al menos tres sectores”, señaló el dirigente de Coparmex León.

“Lamentamos que no quiera otorgarse prórroga y que una reforma pactada entre todos tenga efectos negativos por no contar con tiempos adecuados de implementación. ​Se prevé pérdida de empleos y afectaciones graves en por lo menos tres sectores económicos”.

Entre los sectores que consideran los empresarios que tendrán la mayor afectación se encuentran el de la construcción, el de seguridad y el de servicios de promoción de productos en pisos de venta.

“Desde las discusiones previas a la aprobación de la reforma, en el mes de abril, solicitamos que el plazo de entrada en vigor fuera al primero de enero de 2022, por estar inmersos en una condición de pandemia y las inconveniencias que esto representaba”

Recordó que posteriormente de publicada la reforma, “hicimos nuevamente esa petición por considera insuficiente el plazo para todas las adecuaciones en las que se verían inmersas las empresas, lo señalado quedó comprobado con la prórroga que se concedió al primero de septiembre, aunque nuevamente destacamos era insuficiente y que debía homologarse con el plazo concedido a las empresas del sector público”.

De acuerdo con cifras oficiales actualizadas, 106 mil empresas habían iniciado el trámite en el Registro de Prestadoras de Servicios Especializados u Obras Especializadas (REPSE) y solo 48 mil 444 lo habían obtenido.

Pese a que este registro continuará para que las empresas puedan concluir el proceso, siguen existiendo dudas en los criterios de interpretación de la autoridad respecto a algunos sectores e industrias, generando confusiones como en el de la construcción, servicios de seguridad, la actividad de promotoría de productos, entre otros, que podrían enfrentar paros en sus operaciones, pues al no estar registradas las facturas que emitan no serán deducibles, concluyó el empresario leonés.

ESCRIBE UN COMENTARIO