Padres de familia de alumnos de la escuela primaria de la comunidad de Menores a diario tienen que caminar sobre el camino fangoso de lodo y charcos de agua estancada para poder llevar a sus hijos a clases.

María Luisa Landín, madre de dos menores que acuden a dicho plantel educativo de la comunidad de Menores que se localiza a un costado de la carretera Silao-Irapuato, precisó que a pesar de que por años han estado pidiendo al municipio que se asfalte el camino, siguen en las mismas condiciones y sin ser atendidos a fin de proporcionar una solución de fondo a la problemática que afecta a los menores y madres de familia que los llevan a la escuela.

Refirió que durante varios años han estado pidiendo que se asfalte la calle que llega a la escuela; sin embargo, no han recibido una respuesta y las condiciones cada día son peores.

Precisó que transitar por entre el lodo y agua estancada no solamente complica dificultades para llevar a los niños a la escuela sino implica un gran riesgo para las madres de familia que pueden resbalar y provocarse alguna lesión de gravedad debido a las condiciones que aguarda el camino.

Consideró que si el actual gobierno municipal ha dicho en varias ocasiones que las Tres Hélices, incluyen educación, cultura y deporte, debería de considerar obra como la pavimentación del camino a la escuela del poblado de Menores y otros lugares en donde hace falta apoyo.

ESCRIBE UN COMENTARIO