El reclutamiento por parte del cártel guanajuatense de Santa Rosa de Lima llama a sus filas a niños desde los 11 años de edad. Así lo declaró Sophia Huett, titular del Secretariado Ejecutivo Estatal de Seguridad Pública:

“Hay que decirlo de una manera muy triste y habrá a quien no le agrade, pero se han detenido niños desde 11 años. De 12, 13, 14, de entre 17 a 22 años, particularmente de esta región”.
A dos años de la detención del Marro, líder del Cártel de Santa Rosa de Lima, Huett explicó que la realidad es que se trata de un grupo delictivo con recursos muy limitados, y hay menos actividad ilegal a la que se pueden subir.

Lo triste es que se trata de un grupo desordenado… pero que está encontrando en jovencitos a sus nuevas filas. Huett expresó:
“Lo triste y lo lamentable es que estos jovencitos acaban o detenidos o desafortunadamente son parte de las víctimas fatales de estos ataques entre grupos contrarios. Tenemos que trabajar entre municipio, estado y federación desde la seguridad y procuración de justicia, pero la solución no solamente tiene que venir de seguridad. En Celaya hay que hacer como se está haciendo, pero requerimos trabajar de manera más rápida y hacerle entender a las y los jóvenes que hay otros modelos de opciones de vida”.

Huett recordó que hay comunidades que han visto la ilegalidad, de manera histórica, como una forma y modo de vida. Se les tiene que dar a conocer que hay otras formas de vivir. “Que el crimen no es lo que tiene que ser por tradición familiar, porque además en algunos casos ocurre así, sino que hay más opciones para salir de esta espiral”.

Por otro lado, Huett informó respecto a lo que es un cártel y lo que no: para empezar, toda organización criminal se va a querer llamar así, pero para poder nombrarse “cártel” es necesario que tenga varias características de acuerdo, incluso, a estándares internacionales, como poder tener operaciones trasnacionales en el tema principal de tráfico de drogas.

“Pero no son más que grupos delincuenciales. Son pandillas. Yo ni siquiera les daría un nombre. Para mí son delincuentes parejos”, sentenció la funcionaria.

ESCRIBE UN COMENTARIO