Pese a las vacaciones, el sector hotelero enfrenta una dura crisis. Así lo señalan presidentes de asociaciones de León, Guanajuato capital, Silao y San Miguel de Allende.

Al respecto, Juan Pablo Rocha, presidente de la Asociación de Hoteles y Moteles de León, señaló que el sector hotelero tiene la capacidad permitida de un 60 % del aforo. Aun cuando San Miguel de Allende tiene las cifras más elevadas, de todos modos no se está alcanzando el máximo permisible de acuerdo al semáforo de la actividad económica.

En ediciones anteriores en León, durante las semanas previas a la llegada de la pandemia, la ocupación hotelera era de 55 % en Semana Santa y la de Pascua 61 %. En ese lapso se realizaban eventos religiosos y deportivos, y además el bolsillo de los visitantes no se encontraba tan dañado como lo está en la actualidad.

Hoy en día nueve hoteles siguen cerrados en León. De esos, seis en el estatus de cierre definitivo, y otros tres en cierre temporal indefinido a más de 13 meses del arranque de la pandemia.

Para Semana Santa, este año hubo un porcentaje de ocupación del 18.16, y Pascua del 20.96. Es decir, muy por debajo de las expectativas fijadas.

EN GUANAJUATO CAPITAL, NÚMEROS MUY POR DEBAJO

Luis Espinoza, de la Asociación de Hoteles de Guanajuato capital, señaló que en el caso del último puente, correspondiente al 21 de marzo, hubo una gran afluencia a la capital y suponían que la tendencia se mantendría… sin embargo los números no han sido muy positivos.

La expectativa era de un 60 % en promedio en Semana Santa, y quizá un 45 % para Pascua, lo que comparado con 2019 que fue un 70 %, los números reales quedaron muy por debajo, cerrando en Semana Santa con un 45 % y en Pascua mucho más pobre: sobre el 30 %.

“Evidentemente, estos números nos sirven para cubrir unos compromisos, pero sigue siendo insuficiente para la actividad hotelera. Hay que recalcar que los hoteles en la capital tenemos 13 meses con pérdidas. No hay un solo mes con utilidades”.

EN SILAO, NO MUY ALENTADOR, EN SMA, SÍ

Por su parte, Arturo Romo de la Torre, de la Asociación de Hoteles de Silao, si bien es un municipio que recibe más turismo del tipo corporativo que vacacional, tampoco ha tenido cifras muy positivas y alentadoras, pues han sido 13 meses de pérdidas.

“Al disminuir el turismo corporativo por el periodo vacacional también nos disminuyó a nosotros, quedando en un 25 % de ocupación por debajo de lo esperado”, señaló Romo.

“Esto nos generó una diferencia de ingresos para los hoteles de 4 millones 104 mil 327 que es sumamente alto. La realidad es que empieza a ser más difícil. Nosotros estamos ejerciendo esfuerzos entre todos los hoteleros, para tratar de sobrevivir en este periodo. Seguiremos trabajando en conjunto para poder apoyarnos como hermanos hoteles en todos los municipios.

En San Miguel de Allende, uno de los puntos turísticos más importantes de Guanajuato, se pronosticaba un 50 % de ocupación para Semana Santa y un 35 % para Pascua. Sin embargo, en la primera hubo ocupación de un 55 y 58 % y para Pascua estuvo un 43 %. Así lo señaló Daniel Velázquez, de la Asociación de Hoteles de San Miguel de Allende.

“Afortunadamente tuvimos una ocupación mayor a la pronosticada al inicio, lo que nos da un colchoncito para las siguientes semanas que no sabemos cómo se van a poner”, concluyó Daniel Velázquez.

ESCRIBE UN COMENTARIO