La actual pandemia de coronavirus, así como la crisis, ha impulsado a varias mujeres de León a emprender, quienes con el apoyo del Programa “León Contigo, Caminemos Juntas”. Han logrado sacar adelante no solo negocios como taquerías o panaderías, sino incluso emprender negocios de cubrebocas.

Ellas cuentan sus historias

María de Jesús Ramírez es de Balcones de la Joya. Señala que el programa llegó en el momento indicado, cuando la pandemia hacía más daño. “Muchos de nosotros, en ese entonces, no teníamos siquiera trabajo. Ahora vemos las cosas un poco diferentes. Sin duda es un agradecimiento que se hayan fijado en nosotros para emprender algo diferente”.

El negocio de María de Jesús se enfoca en coser, pues ha sido costurera desde muy joven. Actualmente se centra haciendo cubrebocas, algunos de ellos pintados a mano. “Hacemos de todo lo que se nos ocurra. Cada una de nosotras hacemos lo que nos gusta, pero que antes no podíamos hacer. Ahorita hay muchísima competencia con los cubrebocas, pero se nos venden muy bien porque son originales, los vendemos a diez pesos”.

En la zona de León conocida como Las Joyas, María de Jesús y sus amigas fundaron el grupo de mujeres emprendedoras “Pinzones” en honor a la calle donde radican. Aunque están unidas, cada quien tiene su negocio aparte.

Otro ejemplo de éxito es el de Maribel Bueno Hernández, quien se dedica a la venta de tacos y también pertenece al grupo Pinzones.

“Para mí es una oportunidad muy buena, porque nadie te va a dar un crédito sin pagar un interés”, señala.

Otro caso es el de Anel Venegas, de “Panadería Loretto’s”, que ha logrado crecer en plena pandemia gracias a las redes sociales, ofreciendo sus productos y maneja tres líneas: la integral, que se distribuye en gimnasios y cafeterías, la de pan dulce, y repostería.

Tres ejemplos de leonesas exitosas.

ESCRIBE UN COMENTARIO