El que se disputó el domingo en León, fue el primer Maratón presencial que se realiza en el país tras la pandemia provocada por el covid-19 y la justa atlética se desarrolló sin contratiempos y cumpliendo con todos los protocolos de sanidad.

Y es que el comité organizador, encabezado por el titular de Comude León, Roberto Elías Orozco, protegió la fiesta atlética con un minucioso protocolo de salud para evitar posibles contagios, tuvo una muy buena respuesta y los participantes acataron en todo momento las indicaciones.

Tuvieron que pasar 18 meses para que se pudieran volver a realizar carreras atléticas presenciales y al final, tanto `runners´ como el público espectador fueron muy responsables y disfrutaron del trayecto y de la fiesta final.

Está claro que los atletas ya esperaban con ansias poder tomar parte de las carreras presenciales, correr por las calles y sentir esa adrenalina al cruza la meta y por fin, cumplieron su sueño.

Entre los protocolos implementados por el comité organizador se encontraban: El calentamiento previo de los corredores antes de llegar a la meta de salida, las salidas fueron en bloques de 50 corredores con diferentes horarios, uso de cubrebocas en todo momento y solo se podría retirar 500 metros después de la meta de salida.

En tanto que se distribuyeron mesas de hidratación a lo largo del recorrido y los propios atletas pudieron tomar su bebida para continuar con su trayecto y el apoyo de las diferentes dependencias municipales y paramunicipales fue importante para la seguridad de los corredores.

ESCRIBE UN COMENTARIO