OBSERVACIONES
Ayer se entregó el Informe General de Cuenta Pública 2015 por parte de la Auditoria Superior de la Federación de la Cámara de Diputados donde se aplicaron un total de 992 auditorías financieras con enfoque de desempeño, 527 financieras y de cumplimiento, 149 de desempeño, 138 de inversiones físicas, 23 estudios y evaluaciones de políticas públicas así como 14 forenses.

De estas fueron aplicadas mil 59 a entidades federativas y municipios y 599 al Poder Ejecutivo, mientras que el resto fue a organos constitucionalmente autónomos y a los Poderes Judicial y Legislativo, por lo que sobresale la fiscalización sobre los gobiernos locales.

En términos generales, las observaciones del órgano fiscalizador derivaron en 3 mil 956 recomendaciones cuyo propósito es mejorar el desempeño, procesos administrativos y sistemas de control; 392 con solicitud de aclaración para soportar el gasto durante la revisión.

Asimismo se promovieron 2 mil 405 promopciones de responsabilidad administrativa sancionatoria, 2 mil 680 pliegos de observaciones y 18 multas; el monto total a recuperar por la Auditoria Superior de la Federación son dos mil 871 millones de pesos, de manera inicial aunque se puede incrementar a medida que avance la comprobación o no de los requerimientos. En caso de que no se cumpla con los requerimientos, los funcionarios responsables tendrán que afrontar denuncias de hechos ante el Ministerio Público Federal.

Al igual que en otros ejercicios de la revisión de la Cuenta Pública, se identificaron riesgos como afectaciones al erario, incosistencia entre los resultados esperados y obtenidos, discresionalidad en la toma de decisiones, archivos públicos deficientes, información financiera inadecuada y vulnerabilidad en las finanzas públicas.

En el caso de las auditorías a las entidades y municipios se detectó de manera general un subejercicio del gasto federalizado, y que en el ejercicio de revisión asciende a 33 mil 449 millones de pesos.

Respecto a Guanajuato, el informe oficial refiere que según el índice del avance del Sistema de Evaluación del Desempeño del gasto federalizado, se ocupa la posición número 12 del ranking nacional, con un 62 por ciento de cumplimiento mientras que el promedio nacional es del 49.9 por ciento. El estado con mejor cumplimiento es Yucatán con un 95 por ciento y el peor evaluado es Guerrero con cero.

Respecto al Indice de Desempeño de la Gestión del Gasto Federalizado, Guanajuato ocupa el lugar 26 de la lista nacional, con un promedio del 68.5 por ciento, mientras que el nacional es del 73.3 por ciento.

En general, se observa que hay debilidades en las capacidades institucionales de estados y municipios para el ejercicio del gasto federal, entre ellas, la elevada dependencia respecto a las transferencias federales; la limitada disponibilidad de fuentes impositivas en el caso de las entidades y el insuficiente aprovechamiento de las existentes; en el caso de los municipios el reducido cobro del impuesto predial; el incremento en la deuda local por la carencia de una regulacion adecuada; la falta de control en el manejo de las finanzas, entre otros.

De manera específica, de los programas auditados en Guanajuato, la Auditoría Superior de la Federación emitió una promoción de responsabilidad administrativa sancionatoria y cuatro pliegos de observaciones al Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud.

En el otorgamiento de subsidios para la implementación de la Reforma al Sistema de Justicia Penal fueron seis promociones de responsabilidad administrativa sancionatoria; en el otorgamiento de subsidios para el fortalecimiento de las instituciones de seguridad pública en materia de mando policial hay siete; en el programa nacional de prevención del delito hay ocho; en los recursos del fondo de aportaciones para la seguridad pública de los estados hay siete y en los recursos del fondo de infraestructura social para entidades hay seis.

En el caso del municipio de León, dentro de los recursos del fondo de aportaciones para el fortalecimiento de los municipios hay dos promociones de responsabilidades administrativas sancionatorias y en el caso del fondo de aportaciones para infraestructura social municipal tres mientras que en el sistema integrado de transporte de la zona metropolitana de León hay otras dos.

Las autoridades estatales y municipales tendrán que dar respuesta puntual a las observaciones hechas para despejar cualquier duda respecto al manejo transparente de los recursos públicos.

PERFIL
El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) presentó ayer los resultados de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, al cuarto trimestre del 2016 (octubre-diciembre), donde subraya que al cierre del año la Tasa de Desocupación fue del 4.1 por ciento, lo que representa alrededor de 106 mil personas que no tienen trabajo.

A nivel nacional, la Tasa de Desocupación fue del 3.6 por ciento, 1.9 millones de personas, entendida como aquella que no trabajó siquiera una hora durante la semana de referencia de la encuesta pero que manifestó su disposición a hacerlo y realizó alguna actividad para obtener empleo.

De la población ocupada en el estado, 2 millones 477 mil 268 personas, solamente el 71 por ciento son trabajadores subordinados y remunerados, mientras que el 4 por ciento son propietarios de los bienes de producción con trabajadores a su cargo, un 19.4 por ciento trabajan por su cuenta sin emplear personal pagado y el 4.9 por ciento son trabajadores que no reciben remuneración.

Respecto a la Tasa de Subocupación en Guanajuato, referida al porcentaje de la población ocupada (2 millones 477 mil 268 personas) que tiene la necesidad y disponibilidad de ofertar más tiempo de trabajo de lo que su ocupación actual le demanda, se ubicó en un 11.5 por ciento (284 mil 886 personas).

En cuanto a la Tasa de Informalidad Laboral en el estado, proporción de la población ocupada que es laboralmente vulnerable por la naturaleza de la unidad económica para la que trabaja, con aquellos cuya dependencia laboral no es reconocida por su fuente de trabajo, alcanzó un 57 por ciento (1 millón 412 mil personas)
Respecto a la Tasa de Ocupación en el Sector Informal para el estado, aquellos que están ocupados para una unidad económica que opera a partir de los recursos del hogar pero sin constituirse como una empresa, se ubicó en un 26.7 por ciento (661 mil 430 personas).

Además hay una Tasa de Condiciones Críticas de Ocupación que se refiere a aquellas personas que se encuentran trabajando menos de 35 horas a la semana por razones ajenas a sus decisiones, más las que trabajan más de 35 horas a la semana con ingresos mensuales inferiores al salario mínimo y las que laboran más de 48 horas semanales ganando hasta dos salarios mínimos, es del 15.7 por ciento (384 mil 211 personas).

Otro datos importantes que arrojó la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, correspondiente al periodo octubre-noviembre de 2016, es que en Guanajuato del total del personal ocupado 2 millones 477 mil 268 personas, un 56 por ciento labora en el sector terciario (comercio y servicios) de la economía, el 33 por ciento en el secundario (industrial) mientras que un 10 por ciento en el sector primario (agricultura, ganadería y actividades extractivas).

Habrá que ver cómo se comporta este perfil laboral en un año complicado para la actividad económica del país debido al número de desempleados que hay y a las condiciones laborales que prevalecen entre los que sí tienen oportunidad de un empleo.

¿COMPLÓ?
El diputado de MORENA, David Alejandro Landeros Torres, fue ventilado en un audio con algunos familiares en donde retrata lo que pasa en su partido, en su función legislativa y la forma en que manejan los recursos que tienen asignados. Hasta ahora no ha confirmado ni negado que sea su voz y hasta el viernes emitirá una postura al respecto.

No se conoce la fuente que reveló el audio en una plática familiar y un colaborador del legislador local, quien en presunto estado de ebriedad y con palabras altisonantes se refiere a “regalo de Dios” el convertirse en representante popular.

Hay frases que retratan por completo al legislador, que en su formación está haber tomado cursos de mantenimiento eléctrico y electromecánico, como la que se refiere al ingreso millonario que tendrá como representante popular, las corruptelas de su dirigente estatal, las maniobras de su suplente y asesor para hacerlo quedar mal en su función y hasta de las borracheras en que se gasta el dinero. Pero la más descriptiva es una que dice “pendejo o loco, ahí estoy” y que hará todo lo posible para que no le quiten los 10 millones de pesos que tiene contemplados ganar como legislador.

Independientemente de las responsabilidades que resulten de la investigación que iniciaron los órganos de control interno del Congreso del Estado, lo de menos es que lo corran por haber traicionado a su partido, el caso del diputado de MORENA nos vuelve a retratar, en ese lenguaje soez que utiliza, la forma en que se maneja la política mexicana en su más bajo nivel.

Lo peor es que si lo desafueran al demostrar mal manejo de recursos públicos, se quedaría su suplente y asesor, Alejandro Bustos, a quien directamente acusa de quererlo tumbar para quedarse con la jugosa dieta que recibe y que servirá para comprar una casa a cada uno de sus hijos cuando termine como millonario en la función legislativa.
Quizás nadie le ha dicho al legislador de Morena que es un delito el uso indebido de los recursos públicos y que cualquier desvió, como el que presume de sus correligionarios en el partido, amerita una sanción.

Mientras los legisladores no rindan cuentas de lo que se gastan o sean ellos mismos quienes se revisan, cualquier esfuerzo por la transparencia y rendición de cuentas quedará en una buena intensión.

Esta historia todavía no tiene final, ayer enfrentó a los medios de comunicación por preguntarle su postura ante las evidencias hechas públicas y falta ver que otros elementos agrega Landeros Torres a su ya deprimente paso por la legislatura, quizás le hubiera hecho caso a su familiar, que en el audio le dice mejor ya hubiera renunciado.

ESCRIBE UN COMENTARIO