En el anterior artículo hablamos de los migrantes. Continuado el tema y algunas situaciones que acompañan a este fenómeno, podemos hablar de un común denominador en la frase Sueño Americano; porque los migrantes del Centro, Sudamérica e inclusive una cantidad importante de mexicanos y otros países tienen como único objetivo llegar a como dé lugar a trabajar, en la forma que sea, en Estados Unidos y quizá sea un anhelo justificado; sin embargo, hay que considerar algunas situaciones importantes.

En los Estados Unidos, habitan muchos millones de mexicanos que trabajan en actividades diferentes, desde los que recogen las cosechas en los campos agrícolas, hasta los obreros especializados en la construcción de casas e infraestructura inmobiliaria, que eso incluye a los carpinteros, electricistas, albañiles y ebanistas, ya que las compañías de Estados Unidos no encuentran en la población americana las personas suficientes para su desarrollo y requieren mano de obra extranjera.

Una de las razones muy importantes a considerar es que el salario mínimo en México por día no llega a 200 pesos y en Estados Unidos la hora de trabajo se paga entre 15 y 20 dólares, y alrededor de la mitad para inmigrantes, por lo que en una jornada de trabajo aproximadamente se ganan 150 dólares que al tipo de cambio actual se traduce en 3,000 pesos aproximadamente. Hay que agregar que prácticamente solo los migrantes con papeles pueden lograr el salario mínimo o un poco menos, pero los americanos pueden llegar a ganar 40 dólares por hora y mucho más, por lo que nuestros queridos migrantes hacen la multiplicación adecuada y por ahí nace el sueño de obtener un ingreso que en México ahora no lo tienen de ninguna manera y en un futuro es muy difícil, pues aquí en México un profesionista calificado en promedio gana entre 3,000 y 5,000 dólares mensuales, que en pesos mexicanos vienen siendo entre 60,000 y 100,000 pesos al cambio actual y los profesionistas de esa categoría en Estados Unidos pueden ganárselo en un par de días.

Como podemos observar, la diferencia de ingresos es enorme, pero lo que debían de considerar es que en Estados Unidos todo mundo paga impuestos y son caros, por lo que el sueldo es reducido quizá en 50%, mientras que aquí en México la evasión fiscal alcanza más del 50%. También hay que considerar que en Estados Unidos la diversiones y el sistema de vida es diferente y ofrece opciones que aquí no tenemos, aunque las más importantes los llamados tickets son de cantidades inalcanzables, solamente para quien gana bien.

Quien quiera ir a Estados Unidos debe de pensar en tener un carro en buen uso, porque no hay las facilidades que tenemos en México de transporte público, solamente en las grandes ciudades como Nueva York, Boston, Washington y algunas más. También es importante considerar que los migrantes que ya tienen tiempo trabajando en Estados Unidos necesitan tener 2 empleos para poder sobrevivir, porque las rentas de casas o departamentos son altas y los servicios de gasolina, gas doméstico y electricidad son caros.

Entonces empezamos a ver que el sueño americano se convierte con buen éxito en una vida cómoda, con posibilidades de tener ingresos más altos, pero también hay que pensar que las leyes de Estados Unidos son muy estrictas y para cualquier infracción hay que ir a la corte.

Este artículo no es para desanimar ni animar a ninguna persona que quiera ir a Estados Unidos y que siguen soñando el sueño americano. Exponemos para su reflexión algunos conceptos que debían de tomar en cuenta antes de tomar la decisión de cruzar el río y jugarse la vida o bien tener que ser deportados o encarcelados, que no lo deseamos de ninguna manera.

Para todos los migrantes mi cariño, mi respeto y mi admiración y desearles que sus deseos se conviertan en realidad.

ESCRIBE UN COMENTARIO