Durante los años setenta y ochenta, el Norte de California, conocido como “El Estado Dorado” fue asediado por un temible asesino serial, conocido como el Asesino de Golden State. Desde 1978 fue culpable de 13 asesinatos y 50 violaciones. Todo mundo estaba aterrado y desconocía su identidad. Sin embargo, una mujer se encargó de documentar toda la información necesaria y perseguirlo.

Se trató de Michelle Mc Namara, cuyo talento periodístico permitió que este criminal terminara tras las rejas. Ella supo mezclar sus dotes de investigadora, con su papel de esposa y madre.

LA PRIMERA VÍCTIMA

El 2 de febrero de 1978, la pareja formada por Brian y Katie Maggiore salieron a caminar como cualquier noche. Fue entonces cuando se encontraron con un hombre que los asesinó a balazos. Acababa de cometer su primer homicidio el Asesino del Estado Dorado, aunque desde 1976 perpetraba violaciones a mujeres que se encontraban solas.

Paralelamente, en 1970 nacía Michelle Mc Namara. Aunque pasó su infancia en Illinois, se mudó a California para estudiar la carrera de Letras y Periodismo. Con el paso del tiempo se graduaría y comenzaría a trabajar en los periódicos más prestigiosos de su estado, especializándose en crímenes violentos. Publicó cerca de 15 libros y cientos de artículos del tema.

Pero tenía una obsesión: descubrir quien era el Asesino de Golden State. Michelle cubrió todos los delitos de este misterioso personaje que siempre evadía a la justicia, reuniendo cerca de 3 mil 500 archivos. Equilibraba su vida cuidando a su hija y a su esposo, el comediante y actor de doblaje Patton Oswalt (famoso por hacer la voz de Remy en “Ratatouille”) y su trabajo.

“Desde mi lap top iba a la casa de un asesino en serie en el cuarto de juegos de mi hija”, recuerda Michelle.

Algunas de las acciones del asesino eran peores que las de cualquier criminal de película o cómic. Por ejemplo, solía entrar a una casa donde aterrorizaba a la familia, y les robaba su agenda telefónica. Posteriormente les marcaba por teléfono diciendo:

-¿Se acuerdan cómo nos divertimos?

Michelle tenía toda la información al respecto, salvo la identidad del criminal. Con el paso del tiempo no pudo con el enorme peso del estrés y se hizo farmacodependiente. En 2016 murió a los 46 años de edad.

Sin embargo, su legado rendiría frutos.

SE DESCUBRE AL ASESINO DE GOLDEN STATE

Tras la muerte de Michelle, el FBI recogería toda la información que ella recopiló y por fin, tras realizar las pruebas de ADN, encontrarían al responsable… cuarenta años más tarde.

Se trataba de James De Angelo, un hombre nacido en 1945. Gracias a que un familiar de De Angelo utilizó una página web sobre genealogía. Eso, aunado a la información de Mc Namara, permitieron capturar al perpetrador. Irónicamente había sido un policía retirado, por lo que sabía muy bien cómo evadir a la justicia.

Actualmente, De Angelo es un adulto mayor que pasará el resto de su vida tras las rejas, y la memoria y el legado de Michelle Mc Namara pasó a la historia como la mujer que, a post mortem, ayudó a capturar a uno de los más temibles criminales de California.

La cadena televisiva HBO prepara una serie sobre el caso, basada en el libro “El asesino sin rostro”, donde Michelle cuenta todos los hechos. Seguramente muchos espectadores creerán que se trata de una historia imaginaria, sin saber que la realidad supera a la ficción.

SIGUIENTE ENTREGA: La auténtica Casa de Papel

ESCRIBE UN COMENTARIO