Silao.

Para los comerciantes de alimentos preparados, artesanías, imágenes religiosas y dulces típicos en el Cerro del Cubilete, la  reactivación de la economía va mejorando poco a poco.

Antonia Rangel,  mujer de edad avanzada que atiende una de las cocinas tradicionales del lugar, señaló que  durante las últimas semanas las ventas han ido mejorando sin embargo una semana les toca abrir a unos y otra semana a otros.

Explicó que  los días que más turismo religioso llega a visitar la imagen de Cristo Rey son los fines de semana, lo cual deben de aprovechar para ofrecer los distintos platillos al estilo bufet por la cantidad de 70 pesos con todo lo que las personas quieran o se alcancen a comer.

Aclaro que desde que las autoridades eclesiásticas permitieron  que los negocios se fueran turnando para trabajar, se acordó que todos los comerciantes del lugar deben aplicar y respetar las medidas de prevención para evitar riesgos de contagios de Coronavirus.

Quienes atienden los negocios fijos, semifijos y ambulantes  tienen la obligación de usar el cubrebocas, usar y proporcionar gel antibacterial entre ellos y las personas que acuden a consumir y sobre todo deben respetar el distanciamiento social de un metro y medio de una persona a otra o de lo contrario no se les permite trabajar.

Otro de los comerciantes señaló que los días buenos para las ventas son los sábados y los domingos que es cuando llegan más personas a visitar el recinto católico.

Los comerciantes coinciden en señalar que para poder trabajar deben respetar las recomendaciones del sector salud para cuidar su salud y la de todas las personas que suben a visitar  la monumental imagen de Cristo Rey  en el Cerro del Cubilete.

ESCRIBE UN COMENTARIO