El diputado Juan Antonio Acosta Cano, representante del XIV Distrito Local correspondiente a Juventino Rosas, fue asesinado la mañana de este martes en la Zona Centro de ese municipio en un atentado directo cometido a balazos por al menos un pistolero, según las primeras indagatorias.

El hecho ocurrió en la región en disputa cruenta por cárteles del crimen organizado y donde los crímenes contra políticos y servidores públicos han dejado numerosos muertos hasta ahora.

El diputado, y  aspirante la candidatura del Partido Acción Nacional para la alcaldía de Juventino Rosas por tercera ocasión, fue sorprendido poco después de las 9:00 de la mañana mientras se ejercitaba en la vía pública.

De la mecánica del ataque se informó de manera preliminar, que fue un solo pistolero quien le disparó a la cabeza y después huyó a pie.

El ataque armado llevó a un despliegue inmediato de seguridad para dar con el responsable, del que no se proporcionaron los resultados, mientras que en redes sociales se generó una respuesta condenatoria de parte del Partido Acción Nacional y también del gobernador Diego Sinuhé Rodríguez Vallejo, quien solicitó a la Fiscalía el esclarecimiento del crimen y el encarcelamiento de los responsables.

Las indagaciones fueron iniciadas en el lugar por la Fiscalía General, pero poco después esa institución anunció que por instrucciones del fiscal Carlos Zamarripa, había sido designado un equipo ministerial especial para resolver el caso.

El asesinato del legislador Acosta Cano, quien ya había sido alcalde de Juventino Rosas en el trienio de 2006-2009, se consumó un día después de los enfrenamientos que dejaron nueve civiles y un policía muertos en la zona, en los municipios de Villagrán y Celaya, donde fueron encontradas insignias de la organización criminal de Jalisco que ha disputado por años la región a la de Santa Rosa de Lima.

Los tres municipios forman parte de la región Laja Bajío

También los municipios de  Cortazar, donde el ex alcalde Hugo Estefanía fue asesinado a balazos en diciembre del 2019; y Apaseo el Alto, donde en 2018 fue asesinato el candidato morenista a la alcaldía Jesús Tinajero, durante un acto de campaña.

A la administración de su viuda, actual alcaldesa de Apaseo el Alto, le han asesinado cuatro funcionarios y otros cinco servidores público, y actualmente están desaparecidos el director del DIF Municipal y un estudiante que prestaba servicio social en esa dependencia.

ESCRIBE UN COMENTARIO