Las microempresas de la industria panificadora, entre ellas “Aldama, La Panadería de León” se desplomaron. Así lo dio a conocer el dirigente de la Asociación Leonesa de Adultos Mayores (ALDAMA), Ernesto Reyes, quienes poseen y trabajan en “Aldama. La Panadería de León” de nivel micro que, por efectos de la inflación de los insumos, bajó su producción, empleo y ventas en un 50 % en menos de un mes.

Destacó que hay suficientes materias primas, como son harina, azúcar, canela, mantequilla, entre otras, pero lo que afecta a las panaderías de nivel micro son los incrementos de precios de estos insumos que no se detienen y van quebrando todo tipo de micro empresas que no tienen capacidad de resistencia.

Tan solo en el último mes, los precios de las materias primas se elevaron en un 30 % en promedio, pese a que se buscan más proveedores con descuentos, no se pueden sostener los costos de producción y se tienen que impactar en el precio final a los consumidores que, por su insuficiente capacidad económica, compran menos pan de azúcar y bolillo, entre un 50 y 60 % o menos, indicó Ernesto Reyes.

De la producción y venta que se había logrado de 700 piezas diarias, se desplomó a entre 250 y 300, de acuerdo a la demanda que se tiene, pero cada día es menos, a pesar de que se buscan clientes en las colonias, en tiendas de abarrotes y entre las familias, enfatizó.
“Esta situación no es exclusiva de ‘Aldama, La Panadería de León’, sino que se ha detectado y conocido en pláticas con propietarios de otras panaderías de nivel micro en las colonias, que están sufriendo las mismas circunstancias de la inflación galopante y de la grave caída de las ventas”, expresó.

En ‘Aldama, La Panadería de León’ se avanzaba en el proyecto de creación de empleo para los adultos mayores panaderos se estaba llegando a 7, pero luego bajó a 5 y ahora a 3, así como en la distribución y comercialización en las colonias con los compañeros, pero se frenó de golpe, sin embargo, se buscan alternativas en comercios, plazas, restaurantes y venta directa en las casas, indicó.

Ernesto Reyes hizo un llamado a las autoridades de los tres niveles y los grandes empresarios proveedores para que “jalen parejo” en frenar y reducir la inflación, para que haya mayores y mejores oportunidades de trabajo para las microempresas y de consumo para las familias populares, con el objetivo de que se recupere y refuerce el tejido social y no al revés incrementando la pobreza y descomposición social.

ESCRIBE UN COMENTARIO