Renato Paiva fue presentado oficialmente como entrenador del León y destacó que no viene a prometer nada, pero sí a trabajar mucho para que La Fiera sea protagonista en la cancha y agrade a las tribunas.

Paiva aseveró que viene a hacer aún más grande y potente a este club. “Venimos con mucha confianza en nuestro trabajo. Cuando me llamaron y empecé a estudiar cómo juega León, percibí de inmediato que estaba ahí una oportunidad de matrimonio muy bonita”.

Destacó que ningún entrenador del mundo promete títulos, “pero podemos prometer que trabajaremos para que el equipo juegue como le gusta a los hinchas, trataremos de ser protagonistas, de controlar el partido el mayor tiempo posible, que los jugadores y los hinchas disfruten también”.

También prometió que individualmente “los jugadores crecerán y los equipos, terminan siempre creciendo con nosotros. Es lo que yo puedo prometer porque nunca hemos fallado en eso, después, los resultados son una mezcla de muchas cosas”.

Sobre su primer contacto en el vestidor, dijo que “fue fantástico, estamos tratando de percibir qué jugadores tengo, ubicarlos donde mejor rindan y después veremos cómo jugamos”.

Paiva confesó que el plantel que tiene, sería poco inteligente jugar con línea de tres y carrileros, “el sistema en principio será un 4-3-3 o un 4-2-3-1 y a partir de ahí trabajar en función de eso, pero no tengo un sistema preferido”.

Comentó que le sedujo León por los argumentos del club, su historia, los jugadores y la calidad, “después, el campeonato en México, los jugadores, la forma cómo se promociona la liga, estadios llenos, hinchadas increíbles, qué más puede pedir un entrenador”.

Y apuntó que espera dejar su marca en el club como Gustavo Matosas y Nacho Ambriz, “para que en uno años la afición de León diga: El equipo de Paiva y ese cuerpo técnico dejó una marca importante en el club”.

ESCRIBE UN COMENTARIO