Marruecos y Croacia empataron ayer sin goles en el primer encuentro del grupo F del Mundial de Qatar.

El partido resultó un choque de igual a igual sin que alguno de los dos conjuntos dominara, aunque los balcánicos fueron quienes tuvieron las ocasiones más claras.

Amrabat evitó bajo la línea el tanto de Lovren tras el descanso y un buen empuje final de los croatas en la primera parte provocó dos ocasiones claras para Vlasic y Modric.

Bono salvó a Marruecos con un pie crucial, aunque los africanos también pisaron bastante el campo contrario.

Su ocasión más clara fue un zapatazo de Achraf en un tiro libre directo, rechazado por Livakovic.

Mazraoui, lateral marroquí del Bayern, se tuvo que retirar lesionado.

La actual subcampeona del mundo, liderada por Luka Modric, empezó sumando un punto en su objetivo de repetir una actuación estelar como la del Mundial de 2018.

ESCRIBE UN COMENTARIO