Los 70 establecimientos que forman parte de la Asociación de Bares y Cantinas de Guanajuato no han despedido hasta la fecha a ninguno de sus empleados aseguró el dirigente, Enrique Nieto Acevedo, luego de la reapertura de estos negocios que permanecieron cerrados por espacio de unas tres semanas.

Nieto Acevedo aseguró que en todos los negocios han hecho un gran esfuerzo para subsistir y con ello evitar despedir a sus empleados y que pierdan cientos de fuentes de empleo.

“No hemos despedido gente, estamos subsistiendo, estamos pagado salarios. Todavía lo vemos muy difícil en cuanto a rentas y pago del Seguro Social, pero hasta ahorita no hemos dejado de solventar esos gastos”, dijo.

Señaló que aunque estos establecimientos fueron cerrados durante una de las épocas del año en donde se generan mayores ganancias, como fueron las fiestas decembrinas y de fin de año, se mantienen trabajando y a la espera de mejores tiempos.

El representante de los bares y cantinas de Guanajuato apuntó que de las fuentes de empleos que se generan en el sector y que suponen unos 350 puestos laborales, dependen al menos unas 250 familias, que hasta la fecha sólo han visto disminuidos sus ingresos.

Y es que la mayor parte de los empleados de estos negocios como son cocineros, meseros, cantineros, entre otros ven mejorados sus ingresos con las propinas que obtienen por sus servicios el cliente.

“No es lo mismo que todos ellos ganen un salario mínimo a la semana mientras hay pocas propinas, que es de donde suelen mejorar sus ingresos”, afirmó.

ESCRIBE UN COMENTARIO