Como parte del Festival de Música de Cámara de San Miguel de Allende, el miércoles por la noche en el Auditorio Renacimiento se presentó la Symphonie Atlantique, agrupación que antes de ofrecer su recital ofrecieron clases magistrales a los niños pertenecientes  al proyecto de la Academia Renacimiento y Trinitate Philarmonia.

Presentando un repertorio de música barroca ejecutado con instrumentos de época, el ensamble los conformaron los músicos Rebeca Huber, violín; Joanna Marsden, flauta; Petra Somlai, clavecín; Takako Kunogi, fagot; Rachel Stroud, violín y Rafael Shz. Guevara, viola da Gamba.

La velada musical inició con Rosary Sonata Partita n. 1 in D menor, C90, i’ Annunciazione (1674) de Heinrich Ignaz Franz von Biber, compuesta de tres movimientos.

De Johan Adam Reincken, la Sonata from  Partita N.2  B-flat major from Hortus Musicus (1687), también formó parte del deleite auditivo de la noche que brilló por la belleza sonora de cada una de las piezas.

Una de las piezas  más sobresalientes de la noche, fue la Suite in E minor from Pieces en trio (1692) de Marin Marais, violagambista y compositor francés cuyo legado de obras está compuesto de más de 600, destacan las realizadas para trío.

Obras de Johan Joseph Fux y Arcangelo Corelli, también formaron parte del programa musical interpretado por la Symphonie Atlantique.

El concierto culminó con la interpretación de la Sonata para trio en D mayor, RV84 de Antonio Vivaldi, una pieza que con sus tres movimientos envuelve al escucha en un dinamismo sonoro en el que sobresale el sonido de la flauta, un cierre que detonó  en el aplauso de los asistentes que agradecieron un buen recital de música barroca.

También te puede interesar:  Alemán y Duki vendrán a León

ESCRIBE UN COMENTARIO