Desde su proyección en 1984, “Los Cazafantasmas” se convirtió en todo un fenómeno de la cultura popular. Hoy en día, persiste como un clásico de la década de los ochenta con miles de fanáticos en todo el mundo, y León no es la excepción, donde no solamente hay coleccionistas sino también grupos que realizan labores altruistas.

Con el estreno del tráiler de la nueva película, estos cuatro investigadores de lo paranormal tienen un nuevo resurgimiento.

Elí Araiza Muñoz es licenciado en Educación Física, y un fan acérrimo de “Los Cazafantasmas”. En las convenciones de cómics suele disfrazarse como uno de ellos, y tiene una réplica del “lanzaprotones” arma que usaban los personajes para atrapar espectros. Además, es un orgulloso miembro de “Ghostbusters León” grupo de aficionados que se dedican no solo a disfrazarse, sino a realizar labores altruistas.

“Nuestro grupo nace, primeramente, con el fin de caracterizarnos como esos personajes, retomando nuestros tiempos ochenteros recordando a esa película tan buena. Además, realizamos labores altruistas. Vamos a eventos públicos, caminatas de Día de Reyes obsequiando regalos, etcétera”, dice Elí.

Actualmente, asisten a hospitales pediátricos e instituciones como “Pies descalzos” y la Asociación de Lucha Contra el Cáncer en Niños (Alucca), entre otras.

“Los Cazafantasmas definieron a una generación. Ha tenido un impacto enorme, tanto la película como la serie animada. La cinta tiene una tradición enorme. La nueva película le va a dar sangre nueva”.

EL IMPACTO

La película que nos compete vio la luz en 1984, y llegaría a México meses después. Uno de los muchos elementos que la convirtieron en un clásico fue la trama, que mezclaba terror con comedia, y la actuación estelar de Bill Murray como el doctor Peter Venkman.

Los efectos especiales fueron impresionantes para la época, y hasta el día de hoy siguen teniendo vigencia. Incluso, la campaña publicitaria se adelantó a su época, usando una estrategia que parecería de tiempos actuales, donde las redes sociales nos envuelven. Resulta que en el comercial de la película los personajes daban su número telefónico: 1-800-555-2368 cuando la gente llamaba, escuchaba un mensaje grabado con la voz de los actores.

El logo de la película es uno de los más famosos de la cultura popular ochentera, y fue creado por Michael C. Gross, un diseñador gráfico que, quizá sin saberlo en ese momento, dibujaría todo un ícono del entretenimiento. Otro de los elementos que convirtieron la película en un clásico fue el tema musical, interpretado por Ray Parker Jr. Cuyo coro, que pregunta “¿a quién vas a llamar?” suena hasta el día de hoy en plataformas digitales.

ESCRIBE UN COMENTARIO